¿Qué es el apalancamiento financiero?

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar del apalancamiento financiero, pero… ¿Sabes qué quiere decir este término?

La palabra «apalancamiento» procede del verbo apalancar, lo cual significa según la RAE: «levantar, mover algo con ayuda de una palanca». Lo cierto es que, el apalancamiento financiero tiene mucho que ver con esta definición.

En este artículo te ayudaremos a aclarar todas tus dudas sobre lo que es el apalancamiento financiero y te ayudaremos a conocer sus ventajas e inconvenientes.

¡Empezamos!

¿Qué es el apalancamiento financiero?

El apalancamiento financiero consiste en la utilización de algún mecanismo para poder aumentar la cantidad de dinero que podemos destinar a la inversión. Este mecanismo suele ser, por lo general, la deuda. 

Hay que tener en cuenta que utilizar la deuda como mecanismo para aumentar la cantidad de dinero que vamos a destinar a una inversión, nos ayudará a tener más dinero invertido y por lo tanto, tener una mayor probabilidad de generar rentabilidad. Pero no podemos olvidarnos de algo muy importante: tendremos que pagar unos intereses por recurrir a esa deuda.

Aunque el mecanismo más popular de apalancamiento financiero sea la deuda, este puede conseguirse también mediante otros instrumentos financieros.

A diferencia de un crédito, el apalancamiento financiero busca obtener rentabilidad a partir del capital prestando mientras que un crédito no se solicita con ese objetivo.

¿Cómo se calcula el apalancamiento financiero?

El ratio de apalancamiento financiero nos indica el nivel de deuda que tiene una determinada operación inversora. Este suele medirse en unidades fraccionadas, por lo que podemos calcularlo utilizando la siguiente fórmula:

Apalancamiento financiero = 1: Valor de la inversión / Recursos propios invertidos

Esto implica que, si por ejemplo, obtenemos un apalancamiento de 1:2, por cada euro invertido estamos invirtiendo dos, es decir, la deuda también es de un euro.

Os ponemos otro ejemplo para verlo más claro: si el resultado es 1:3, quiere decir que por cada euro invertido tenemos 2 euros de deuda, el capital propio supone el 33% de la inversión.

Las ventajas e inconvenientes del apalancamiento financiero

Como acabamos de ver, la viabilidad del apalancamiento financiero puede traer diversas opiniones dado que este implica invertir un capital del que no disponemos y así intentar maximizar los riesgos propios de una inversión.

De ahí que nos encontremos con una serie de ventajas e inconvenientes a la hora de analizar este concepto financiero:

Sus ventajas

  • Es una opción que nos permite invertir sin realizar una aportación total de nuestro capital.
  • Muchos defienden que el apalancamiento financiero impulsa el potencial de las finanzas, ya que nos da la posibilidad de llegar mucho más lejos con nuestras inversiones.
  • Puede ser una alternativa de inversión adecuada a corto plazo. 

Sus inconvenientes

  • Independientemente de cuál sea el resultado que obtengamos de nuestra inversión, tendremos que pagar unos intereses por la deuda que hemos contraído.
  • Al igual que en cualquier opción de inversión, tenemos la posibilidad de sufrir pérdidas, pero en este caso las pérdidas se multiplican ya que tendremos que añadir el pago de intereses.
  • Es una operación que puede acabar llevándonos a una situación de insolvencia económica.

¿Qué implicaciones tiene en nuestras finanzas personales?

Elegir el apalancamiento financiero para obtener rentabilidad de nuestros ahorros es una decisión compleja, por lo que os aconsejamos recurrir a las recomendaciones de un asesor financiero antes de tomar cualquier decisión que pueda poner en riesgo vuestra salud financiera. 

Para poder tomar una decisión adecuada, debemos valorar qué otras inversiones podríamos utilizar para conseguir un ahorro superior. Este ahorro se calcula cuando la revalorización de lo comprado es superior al dinero que pedimos prestado. Una de las mejores opciones para aplicar el apalancamiento financiero suele ser la compra de una vivienda. 

Recuerda que existen muchas otras opciones a la hora de invertir y poder empezar a poner tu dinero a trabajar sin necesidad de tener que recurrir a la deuda.

Invertir también es una opción para aquellos que no quieran hacer grandes aportaciones iniciales, lo importante es encontrar una opción adaptada a nuestros objetivos, a nuestras preferencias como inversores y a nuestra situación financiera personal.

En Livetopic nos encargamos de darte las mejores recomendaciones para que puedas  empezar a obtener rentabilidad de tus ahorros:

recomendacion-alternativas-inversion-apalancamiento-financiero

Obtén tu Planificación Financiera gratuita para que podamos analizar tu caso y ayudarte a asegurar tu futuro.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: