¿Cómo afecta el coste de oportunidad a tus finanzas personales?

El coste de oportunidad es un concepto básico en el mundo de la economía, pero este no sólo afecta a la economía global, también tiene repercusión en nuestras finanzas personales.

Nuestras decisiones financieras siempre tienen un efecto directo en el futuro, esto tiene mucho que ver con el coste de oportunidad. Tomar una decisión no es fácil, a la mayoría nos cuesta decidirnos y más cuando se trata de decisiones financieras.

Esto se debe a que sabemos que cuando tomamos una decisión estamos directa o indirectamente renunciando a algo, esto es el coste de oportunidad. Hoy queremos contarte todo sobre este concepto y te ayudamos a entender cómo afecta a tus finanzas personales.

¡Empezamos!

¿Qué es el coste de oportunidad?

El coste de oportunidad es el valor de la mejor opción que no hemos elegido o que no se ha realizado. Es decir, es el valor de aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión determinada.

Puede decirse que el coste de oportunidad representa aquellos beneficios que dejamos de percibir por haber elegido una opción que puede no haber sido la mejor de todas las que podíamos haber tomado.

Es un término que nace de la mano de Fiedrich von Wiser, autor que habla por primera vez de este concepto en su libro «Teoría de la economía social» publicado en 1914. En este libro se analiza la forma en la que utilizamos nuestros recursos incluidos aquellos que no consumimos y el coste que implica no elegir la mejor opción para nuestras finanzas.

Este concepto es fundamental para que podamos entender qué es lo que estamos perdiendo o dejando de ganar al tomar ciertas decisiones.

¿Cómo se calcula el coste de oportunidad?

Ahora que tenemos clara la definición de coste de oportunidad seguramente te estés preguntando si existe alguna forma de calcular el valor de este coste.

Para poder calcular el valor del coste de oportunidad necesitaremos:

  • Conocer las diferentes alternativas. Estar al tanto de las diferentes opciones que tenemos antes de tomar una decisión es el primer paso para poder calcular el coste de oportunidad.
  • Calcular los gastos asociados a cada una de estas alternativas.
  • Calcular de forma estimada el retorno de la inversión de cada una de las opciones anteriores para estimar el beneficio que estas nos reportarían.
  • Por último, una vez analizados los puntos anteriores estaremos listos para tomar la opción más rentable

Una vez hecho esto, podemos pasar a aplicar la siguiente fórmula para el cálculo del coste de oportunidad:

Coste de oportunidad = Valor de la opción no elegida – Valor de la opción elegida

¿Cómo afecta el coste de oportunidad a nuestras finanzas?

El coste de oportunidad aplicado al mundo de las finanzas juega un papel clave sobre todo cuando hablamos de invertir nuestro dinero.

Se dice que el coste de oportunidad en el mundo de las finanzas personales hace referencia a aquello que podríamos ganar según tomemos una decisión de inversión u otra.

El ejemplo más claro lo vemos en el caso de que elijamos la opción de no invertir nuestro dinero, de esta forma estaríamos dejando de ganar los posibles intereses que generaría dicha inversión.

El problema está en que normalmente no somos conscientes de este coste y no valoramos otras opciones que nos ayudarían a mejorar los resultados. Cuando decidimos no invertir o invertir en un producto con niveles de rentabilidad muy reducimos estamos asumiendo un coste de oportunidad elevado, ya que esto supone dejar de percibir los intereses que percibiríamos si eligiésemos otra opción de inversión mejor.

Por eso es tan importante analizar todas nuestras decisiones financieras, y analizar cuál es el coste de estas. Hacerlo nos ayudará a tomar mejores decisiones y como consecuencia a mejorar nuestra situación financiera personal.  

Un ejemplo sencillo para verlo claro  

Imaginemos que tenemos disponibles 10.000 € para invertir y estamos valorando dos opciones de inversión: un fondo de inversión o bien, invertir en acciones.

La primera opción nos reportaría un beneficio final de 20.000 € y la segunda opción un resultado de 15.000€.

El coste de oportunidad de elegir una opción y otra sería de 5.000€  (20.000€ – 15.000€ = 5.000€).

También podemos aplicarlo a otro tipo de decisiones financieras

Vemos claro el efecto del coste de oportunidad al aplicarlo en el mundo de la inversión, pero también podemos ver su efecto en otro tipo de decisiones financieras. 

Otro ejemplo en el que podemos analizar el efecto de este coste en nuestras finanzas personales es al tomar cualquier decisión de compra.

Debemos prestar atención a todas aquellas decisiones de compra en la que adquirimos activos que finalmente no van a generar ninguna rentabilidad presente o futura.

Un ejemplo claro de esto es cuando decimos comprar un segundo coche al que en realidad no sacaremos todo el partido que deberíamos. Además del gasto que implica la adquisición del vehículo, también tendremos que asumir el gasto en una plaza de garaje que podríamos utilizar para alquilar a un tercero.

Este es el coste de oportunidad que ha implicado la decisión e compra de este vehículo, ya que podríamos obtener ingresos adicionales a través del alquiler de esta plaza pero hemos renunciado a ellos al tomar esa decisión.

Sabemos que tomar decisiones financieras no siempre es una tarea sencilla dado que necesitamos analizar las diferentes alternativas y valorar qué opción es realmente la mejor.

En Livetopic te ayudamos a tomar decisiones financieras esenciales para tu futuro. Obtén tu Planificación Financiera gratuita para que podamos analizar tu situación actual y darte recomendaciones adaptadas a estas.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: