¿Por qué es importante diversificar cuando invertimos?

Cuando hablamos de invertir, la opción de diversificar debería estar siempre presente, ya que, es difícil encontrar una inversión que sea completamente segura al no saber qué pasará en un futuro.

“La diversificación es protección contra la ignorancia”

Warren Buffet

Toda inversión tiene un porcentaje de riesgo asociado, y diversificar es una de las mejores opciones si queremos evitar este riesgo.

 A pesar de que la diversificación no nos asegura que vayamos a eliminar por completo ese riesgo, si nos ayudará a mejorar la relación rentabilidad/riesgo de nuestras inversiones a largo plazo.

Si vas a invertir, debes tener claro qué significa diversificar y saber por qué es tan importante ante cualquier tipo de inversión.

¿Qué significa diversificar?

En términos financieros, diversificar significa repartir el capital destinado a una inversión entre diferentes activos, en lugar de destinar todo nuestro dinero a una única opción. 

Para poder considerar que estamos diversificando, es imprescindible que los activos que hemos elegido no tengan relación entre ellos.

La diversificación es el método que nos ayudará a reducir el riesgo de nuestra cartera al estar invirtiendo en diferentes activos. Su objetivo principal es mejorar la rentabilidad que obtenemos en relación con el riesgo que estamos asumiendo.

Diferentes tipos de riesgo

Toda inversión tendrá siempre un porcentaje de riesgo asociado, por lo que debemos tener presente los distintos tipos de riesgo que podemos encontrarnos con mayor frecuencia: 

Riesgo Sistemático

El riesgo sistemático o no diversificable, es el asociado al mercado en su conjunto, es decir, afecta a todos los activos de un mercado concreto.

Este tipo de riesgo engloba al conjunto de factores económicos, monetarios, políticos y sociales que producen cambios en la rentabilidad de un activo.

Cuando se produce este tipo de riesgo, afecta a todos los activos y no podemos eliminar este riesgo mediante la diversificación. 

Riesgo No Sistemático

El riesgo no sistemático o diversificable, es el riesgo específico de cada empresa o activo en los que hemos invertido.

Este tipo de riesgo surge de la incertidumbre que rodea a una empresa o sector al que pertenezca, ya que engloba al conjunto de factores propios de cada empresa y afecta solo a la rentabilidad sus acciones o bonos. 

Cuando aparece este tipo de riesgo, podemos minimizar su impacto utilizando la diversificación.

Características de una inversión diversificada

Es muy importante que, a la hora de diversificar, seleccionemos activos que no estén correlacionados, de lo contrario, no estaríamos diversificando. 

Para que una inversión esté correctamente diversificada, debes fijarte en las siguientes características:  

1. Tipo de sector

Para diversificar, necesitaremos invertir en activos de diferentes sectores económicos, ya que, si tenemos activos distintos, pero de un mismo sector, no estaremos diversificando. 

Al diversificar nuestra inversión entre los diferentes sectores económicos, evitaremos que una posible crisis en alguno de ellos nos afecte a la totalidad de nuestra inversión. 

2. Tipo de interés

Para diversificar, recomendamos seleccionar siempre activos tanto de renta fija, como de renta variable o mixta

Al mantener una combinación de estos tipos de intereses en nuestra cartera de inversión, lograremos minimizar el riesgo asumido. 

3. Tipos de activos

Optar por diferentes tipos de activos a la hora de invertir también es una muy buena opción de diversificación.

Puedes valorar la inversión en acciones, bonos, obligaciones o fondos de inversión, con el objetivo de combinar distintos tipos de riesgo, rentabilidad o jugar incluso con los diferentes vencimientos. 

Ventajas de diversificar

Entonces… ¿vale la pena diversificar?

Si decides diversificar tus inversiones, podrás beneficiarte de ciertas ventajas:

1. Es una alternativa sencilla

La diversificación es una técnica de inversión apta para todo tipo de inversores y que resulta muy sencilla de ejecutar. 

Incluso si quieres invertir, pero no sabes nada sobre inversión puedes recurrir a esta técnica. Sólo necesitas buscar activos que no estén correlacionados para empezar a diversificar tu cartera.

2. Implica mayores rentabilidades

Cuando decidimos diversificar, reducimos el porcentaje de riesgo, y además, al repartir nuestro dinero entre varios tipos de activos, será mucho más sencillo obtener altas rentabilidades.  

Las probabilidades de obtener una rentabilidad elevada aumentan cuando diversificamos. 

3. El riesgo que asumimos es menor

Esta es la ventaja más repetida cuando hablamos de diversificación. 

Diversificar nos ayuda a reducir el porcentaje de riesgo asumido, ya que no apostamos todo a una única opción. 

Al no invertir todo nuestro capital en un único activo, estaremos asumiendo un menor riesgo como inversores. 

Los fondos de inversión, la mejor herramienta para diversificar

Los fondos de inversión pueden convertirse en tu mejor aliado a la hora de diversificar tus inversiones.

Esto se debe a que son productos financieros gestionados por profesionales que invierten en varios activos dependiendo de cuál sea el objetivo de cada inversor. 

Un fondo de inversión puede comprar acciones, bonos, e incluso otros fondos a la hora de constituir su cartera, eso sí, siempre adaptándose al perfil inversor de cada cliente, por lo que los fondos son un tipo de producto ya diversificado en sí mismo. 

Existen muchos tipos de fondos de inversión, algunos más diversificados que otros, como es el caso de los fondos mixtos, que invierten tanto en renta fija como en renta variable, pero esta no es la única opción

Si tienes dudas sobre qué opción de inversión se adapta mejor a tu situación personal, en Livetopic te ayudamos.

Solo tienes que obtener tu Pasaporte Financiero y nosotros analizaremos tu caso para darte recomendaciones basadas en tus necesidades reales. 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: