¿Es el presupuesto de base cero la solución para tus finanzas?

El presupuesto de base cero es una estrategia de presupuestación que puede ayudarte a tener el control absoluto de tus finanzas personales.

Este concepto se aplica generalmente en la gestión financiera de las empresas, pero esta forma de presupuestar también se ha adaptado al mundo de las finanzas personales y sin duda, puede ser muy interesante a la hora de buscar un método que nos ayude a tener todo bajo control.

En este artículo te explicaremos en qué consiste el presupuesto de base cero y te explicaremos cómo puedes elaborar uno para que puedas probar este método a la hora de gestionar tus finanzas personales.

¡No te lo puedes perder!

¿Qué es el presupuesto de base cero?

El presupuesto de base cero es una estrategia presupuestaria que consiste en asignar cada euro que ingresamos a un gasto en concreto de forma que, a final de mes, tras contabilizar todos nuestros gastos, no debería quedarnos dinero.

Es decir, a final de mes, todos nuestros ingresos deberían tener ya un destino marcado. Visto así puede que te suene un poco raro, pero dentro de esta asignación de ingresos deberá estar incluido también el ahorro.

El objetivo de esta estrategia de presupuestación es saber de forma exacta dónde se nos va el dinero mes a mes, así podremos identificar de forma sencilla en qué estamos gastando la mayor parte de nuestros ingresos y también nos veremos obligados a destinar una parte de nuestros ingresos al ahorro.

¿Cómo funciona este método?

El funcionamiento del presupuesto de base cero es sencillo. Lo primero que necesitamos será tener claro cuáles son nuestros ingresos y gastos mensuales en detalle.

Si tienes una idea de cuáles son tus gastos mensuales pero todavía no te has parado a analizarlos en detalle en Livetopic te ayudamos a hacerlo recordándote todos esos gastos que siempre olvidamos al incluir en nuestro presupuesto: 

analisis-de-gastos-elaboracion-presupuesto-de-base-cero

Una vez hecho esto, tendremos que asignar cada euro de nuestros ingresos a estas partidas de gastos y además, destinar una parte de esos ingresos al ahorro. Otro apartado que os recomendamos añadir es el de gastos imprevistos, de esta forma estaréis creando un fondo de emergencia de cara al futuro.

Os ponemos un ejemplo para que podáis ver el funcionamiento del presupuesto de base cero de forma sencilla:

Si ganamos 1.200 € al mes, debemos repartir esos 1.200 € en todas las partidas de nuestro presupuesto mensual de forma que a final de mes nos queden 0 euros sin asignar.

Dentro de estas partidas siempre debemos tener una pensada para el ahorro. Por ejemplo: de esos 1.200 €, destinaremos 500 € al pago de nuestra vivienda, 200 € a alimentación, 200 € para el pago de nuestras facturas, 70 € para ocio, 130 € para ahorro, 100 € para gastos imprevistos.

Ventajas e inconvenientes del presupuesto de base cero

Ahora que ya sabemos en qué consiste y cómo funciona el presupuesto de base cero necesitamos conocer de antemano sus limitaciones.

Este método de presupuestación cuenta con una gran ventaja: nos permite llevar un seguimiento muy detallado de nuestros gastos. Al implementar este método podremos ver de forma clara en qué gastamos la mayor parte de nuestros ingresos, evitar gastar de más en cosas innecesarias y llevar un correcto seguimiento de nuestros objetivos.

Pero como todos los métodos de ahorro, hay que tener en cuenta que presenta ciertas limitaciones:

  • En el caso de ser autónomo o contar con unos ingresos mensuales impredecibles el proceso se vuelve un poco más complejo ya que no estaremos ajustándonos totalmente a nuestros ingresos reales. Para ello os aconsejamos coger como referencia los ingresos de meses anteriores y hacerlo de forma aproximada.
  • Para muchos este método tiene una gran desventaja y es que no tiene en cuenta los gastos variables o imprevistos. Por esta razón, siempre os aconsejamos crear un apartado centrado en este tipo de gastos.

¿Cómo crear tu propio presupuesto de base cero?

¿Quieres probar este método? Ahora que tienes claro cómo funciona, crear tu propio presupuesto de base cero será muy sencillo.

Para ello necesitarás seguir estos pasos:

1. Ingresos mensuales

El primer paso para empezar a implementar este método será el de anotar nuestros ingresos netos mensuales. Recuerda tener en cuenta todos los ingresos que tengas al mes.

En el caso de que no tengas unos ingresos mensuales fijos, puedes optar por tomar como referencia los de meses anteriores y probar a elaborar un presupuesto de base cero lo más aproximado posible a la realidad.

2. Analiza tus gastos

No solo basta con tener una idea general de cuáles son tus gastos mensuales, necesitamos un desglose detallado de todos tus gastos para que no se nos quede ninguna partida pendiente.

3. Categoriza tus gastos

Establece las distintas categorías de gastos y añade a los que tienes actualmente algunas partidas adicionales pensando siempre en los objetivos que quieres lograr.

Entre estas categorías adicionales siempre deberá figurar un apartado para ahorro, pero también puedes añadir una pensada para gastos imprevistos o incluso una partida de ahorro pensada para eliminar tus deudas cuanto antes.

Una vez hecho esto, solo te tocará empezar a repartir tus ingresos en cada una de estas partidas hasta que no te quede ningún euro pendiente de reestructurar.

¡Listo! Elaborar un presupuesto de base cero es muy sencillo, te llevará un tiempo empezar a estructurar todos tus gastos y hacer un reparto equilibrado pero sin duda, es una muy buena opción para intentar ahorrar y a la vez, tener tus finanzas personales bajo control.

En Livetopic te ayudamos a dar el primer paso para poder empezar a mejorar tu situación financiera personal. Obtén tu Planificación Financiera y analizaremos tu caso para poder darte las recomendaciones que necesitas.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: