¿En qué consiste la inversión sostenible?

La inversión sostenible no ha parado de crecer en los últimos años, pero sin duda alguna, el 2021 ha sido el año por excelencia de las finanzas sostenibles. 

Estamos seguros de que en varias ocasiones has oído hablar del tema. Pero… ¿en qué consiste?

Esta opción de inversión está siendo cada vez más relevante dadas las oportunidades que ofrece tanto a inversores como a nivel social puesto que esta gira entorno a un objetivo básico: promover una mayor sostenibilidad para el planeta.

Si todavía no tienes claro en qué consiste la inversión sostenible y quieres saberlo todo sobre esta opción de inversión, ¡quédate a leer este artículo!

¿Qué es la inversión sostenible?

La inversión sostenible es aquella a través de la cual mejoramos el entorno que nos rodea. Este tipo de inversiones se caracterizan por ir más allá de la búsqueda de rentabilidad, con ellas también se procura conseguir una mejora a nivel ambiental y social.

Con este enfoque de inversión se fomenta la inversión en aquellas empresas que contribuyen al medio ambiente, a la sociedad y al buen gobierno. Estos son los 3 aspectos básicos en los que se fundamentan la toma de decisiones, de ellos proceden las siglas ASG o ESG (Environmental, Social and Corporate Governance) en inglés.

Esto se hace con el objetivo de premiar a aquellas empresas que ya contribuyen en este tipo de acciones y motivar a las que todavía no lo hacen para así empujarlas a la realización de prácticas sostenibles.

La inversión sostenible supone dejar a un lado a aquellas empresas consideradas como no éticas como las relacionadas con armas, tabaco, juegos de azar o empresas contaminantes.

Los sectores que actualmente están cada vez más al alza son los de energías renovables, infraestructuras de agua, salud, agricultura, tecnología o construcciones.

La evolución de la inversión sostenible

Para muchos, lo sostenible sólo era considerado como una nueva moda, pero el aumento exponencial de este movimiento apunta a que ya es una realidad que ha llegado para quedarse y mejorar nuestros hábitos, incluidos nuestros hábitos financieros.  

A pesar de que la inversión sostenible se ha considerado como un movimiento actual, lo cierto es que se trata de una opción de inversión que nace en el año 1970. Es en esta década cuando se crearon los primeros fondos de inversión sostenibles ante una imparable petición por parte de los inversores de un comportamiento empresarial más responsable.

Pero no ha sido hasta estos últimos años cuando su popularidad se ha maximizado, llegando en 2020 a los más de 4.000 fondos de inversión de carácter sostenible.

Esta tendencia de inversión sigue en aumento, estamos ante una sociedad que parece estar cada vez más concienciada de la importancia de la sostenibilidad. Además, existe un mayor interés también por parte de organismos reguladores y del gobierno.

grafico-inversion-responsable-y-sostenible-en-España
Fuente: Spainsif(*)  elEconomista

Las distintas opciones para invertir de manera sostenible

A la hora de invertir las opciones siempre son diversas, por lo que, en el caso de las inversiones sostenibles, no iba a ser menos.

Para empezar a hacernos una idea, podemos diferenciar entre las siguientes formas para invertir de manera sostenible, que sin duda, son las más populares:

1. El método de exclusión

Esta es una de las formas de inversión sostenible más básica.

Consiste en excluir a todas las empresas pertenecientes a sectores que no se ajusten a criterios ESG, todos aquellos sectores más polémicos como son, por ejemplo, el de fabricación de armas, el tabaco o la energía nuclear.

2. Criterio ESG

Invertir basándonos en los criterios ESG es, probablemente, el modo de inversión sostenible más popular.

Las inversiones basadas en criterios ESG son aquellas en las que se tienen en cuenta variables ambientales, sociales y de gobierno corporativo a la hora de seleccionar los activos en los que vamos a invertir.

Se eligen las opciones de inversión que mejor apliquen los criterios ESG.

3. Inversión de impacto

Las inversiones de impacto son inversiones centradas en producir una rentabilidad atractiva y además, un impacto social o ambiental positivo y cuantificable.  

Las carteras de inversión de impacto se centran en invertir en empresas que proporcionan bienes y servicios con efectos positivos a nivel social y ambiental.

Esta es una opción un poco más compleja en la que nos encontramos con conceptos como el Active Ownership, que es una manera de influir en las empresas ejerciendo los derechos de voto que tienen los accionistas.  

Fondos de inversión sostenible

El número de gestoras de fondos de inversión que se encargan de analizar el cumplimento de los criterios ESG de las empresas en las que invierten es cada vez mayor.

Por lo que, encontrar fondos de inversión sostenible es algo cada vez más fácil para cualquier tipo de inversor. 

Al igual que cualquier fondo de inversión, estos se aprovechan de las ventajas que ofrecen estos productos como la diversificación y su fiscalidad pero con la novedad de que, además, invierten en activos de empresas que cumplen con los criterios ESG.

Hay que tener en cuenta que esta opción de inversión no sólo se centra en el cumplimiento de criterios ESG, la inversión sostenible no deja la rentabilidad en un segundo plano.

Invertir de forma sostenible no es sinónimo de una menor rentabilidad, esta opción nos ofrece la posibilidad de obtener rentabilidad según el riesgo que estemos dispuestos a asumir, generando un impacto social y ambiental positivo a largo plazo.

Las opciones de inversión son cada vez más variadas, por eso, en Livetopic nos encargamos de ayudarte a encontrar un producto adaptado a tus necesidades y a tus preferencias como inversor.

Obtén tu Planificación Financiera gratuita para que podamos analizar tu situación y darte las recomendaciones que necesitas para poder empezar a poner tu dinero a trabajar.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: