Cómo reducir la cuota de tu hipoteca

Reducir la cuota de tu hipoteca es posible. Si estás pasando una mala racha a nivel económico y tu cuota hipotecaria mensual resulta demasiado elevada, existen varias formas mediante las cuales puedes conseguir reducir este gasto

Para ello, será imprescindible que conozcas a la perfección las condiciones establecidas con tu entidad bancaria y que consigas negociar las que más te favorezcan. Debes tener claro que la reducción de esta cuota puede conllevar costes a largo plazo. 

Algunas de las opciones que pueden ayudarte a reducir tu cuota son las siguientes:

Alargar el plazo de tu hipoteca

Si actualmente estás pasando por una mala situación a nivel económico y te resulta muy complicado hacer frente a tu cuota hipotecaria mensual, puedes valorar la opción de alargar los años de pago de tu hipoteca

Si tomas esta decisión, el capital a pagar se repartirá en un mayor número de cuotas, tendrás que hacer frente a este pago durante unos años más y como consecuencia… tendrás que estar pagando unos años más de intereses.

Alargar el plazo de tu hipoteca supone una novación hipotecaria, lo que supondrá incurrir en ciertos gastos, como pueden ser, por ejemplo: el gasto de notaría, alguna comisión por novación o gastos de gestoría.

Te dejamos un ejemplo práctico para verlo de forma más clara:

Fuente: Rankia.com

Solicitar una carencia de hipoteca

Una carencia es un periodo en el cual pagaremos menos por nuestra cuota mensual hipotecaria, pagaremos únicamente los intereses

Esta opción puede ayudarte si actualmente estás pasando un bache económico, pero debes tener en cuenta que una vez retomes el ritmo habitual de pago de tu hipoteca, las cuotas serán superiores a las habituales, dado que el capital pendiente de amortizar será mayor.

No te olvides de informarte bien sobre todas las condiciones que establezca tu banco si vas a solicitar un periodo de  carencia.

Capital diferido

El capital diferido o balloon payment nos servirá para aplazar el pago de un porcentaje del préstamo hasta la cuota final. Este porcentaje de la última cuota suele ser entre el 30% y el 40% del valor total del crédito. 

Te ponemos un ejemplo para que resulte más fácil de ver:

Tenemos una hipoteca de 100.000€ a un plazo de 20 años. Si solicitamos un préstamo con capital diferido del 30%, nuestra hipoteca estará calculada sobre 70.000€ por lo que la cuota será más reducida, pero quedará pendiente el pago de los 30.000€ para la última cuota.

Una vez llegado el momento de hacer frente a la última cuota tendrás la opción de llegar a un nuevo acuerdo con el banco para poder abonar este porcentaje pendiente poco a poco.

Otros consejos

Como puedes comprobar, estas opciones te ayudarán a reducir la cuota de tu hipoteca, pero tendrás que incurrir en gastos adicionales por modificar las condiciones que has contratado inicialmente.

Lo ideal, sería no tener que llegar a esta situación. Por lo que queremos darte unos cuantos consejos que te pueden ayudar a mejorar tu capacidad de ahorro:

Aporta un dinero extra para tu hipoteca

Algo que puede ser de gran ayuda es que intentes hacer el esfuerzo de ahorrar una cantidad fija al mes extra dirigida a tu hipoteca, por ejemplo, 50€ al mes. Estos ahorros podrán ayudarte ante cualquier problema futuro. 

Otra opción que te aconsejamos es que, si por cualquier motivo tienes la suerte de recibir unos ingresos extra, por ejemplo, por el recibo de bonus o comisión, sepas controlar tu impulsos y en lugar de destinar estos ahorros a la adquisición de cualquier capricho, lo destines al pago de tu hipoteca. 

También puedes valorar la opción de amortizar el préstamo de tu hipoteca.

¿Por qué es importante el seguro de vida?

Quizás veas la contratación de un seguro de vida como una obligación que al final no valdrá para nada, pero esto no es así, ten claro que contar con un seguro de vida adecuado te ahorrará muchos problemas futuros.

Un seguro de vida es aquel que ser firma con el objetivo de cubrir el riesgo de fallecimiento o invalidez del titular de la hipoteca. Por lo que con la contratación de este producto los titulares se asegurarán de que la carga financiera no se traspase a sus familiares.

 Asegúrate un futuro más sencillo

Una buena planificación te ayudará a hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir. 

Si has tenido que recurrir a cualquiera de los pasos que te hemos mencionado anteriormente, ten en cuenta que tendrás que hacer frente a gastos adicionales en el futuro, por lo que la contratación de un plan de pensiones o un plan de ahorro puede ser una opción a valorar. 

Un plan de pensiones te ayudará a contar con ahorros futuros para hacer frente a todos esos gastos que tendrás que afrontar sin tener que volver a hacer un esfuerzo extra. 

Un plan de ahorro es un producto de ahorro e inversión pensado para pequeños ahorradores que tienen como objetivo conseguir dinero a medio plazo (aproximadamente 5 años). 


Sin duda, una buena planificación financiera es esencial si quieres prevenir cualquier riesgo futuro. En Livetopic te ayudamos, obtén tu Pasaporte Financiero y te daremos recomendaciones personales para que puedas empezar a asegurar tu futuro.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: