Cómo evitar las compras por impulso

Comprar por impulso, cuando realmente no lo necesitamos, puede afectar gravemente a nuestras finanzas personales. Por eso, es importante que empecemos a controlar nuestros deseos de consumo y reflexionemos antes de realizar determinadas compras.

Antes de pasar por caja, todos deberíamos hacernos siempre la misma pregunta: ¿realmente necesito todo lo que voy a comprar?

En muchas ocasiones nos guiamos únicamente por un buen precio, queremos aprovechar una oferta determinada y acabamos comprando cosas que finalmente no utilizaremos nunca. 

Es cierto que siempre debemos aprovechar las ofertas, pero debemos hacerlo con cabeza para evitar que nuestras emociones acaben arruinando nuestro presupuesto.

Os damos varios consejos para poder evitar las compras compulsivas e intentar que esa parte de tu presupuesto pueda ir destinada a mejorar nuestra capacidad de ahorro para poder alcanzar nuestros objetivos.

¿Qué son las compras por impulso?

Las compras por impulso son compras no planificadas y que, por lo general, siempre vienen ligadas en mayor o menor medida, a un componente emocional.

Todos hemos comprado alguna vez algo que realmente no necesitamos, no pasa nada, es totalmente normal. El problema viene cuando lo hacemos de manera continuada, ya que podría llegar a convertirse en ansiedad por comprar

Si compras de forma recurrente por un deseo puntual, en lugar de por una necesidad, sin reflexionar antes de realizar esta compra, estás realizando una compra por impulso

Consejos para evitar las compras por impulso

Convertir las compras por impulso en un hábito puede convertirse en un gran problema, ya que nos impedirá ahorrar y alcanzar nuestros objetivos financieros

Queremos darte varios consejos que te ayudarán a reconocer si vas a cometer una compra por impulso y así poder evitarla: 

1. Planifica tus compras

¿Qué necesito comprar? Es la pregunta clave si queremos evitar realizar compras por impulso

Si tienes claro qué es lo que necesitas, podrás ir a tiro fijo, y será mucho más difícil que caigas en la tentación de adquirir productos que realmente no necesitas comprar. 

Una vez llegues al punto de compra, tus planes pueden verse totalmente alterados, pero debes intentar aferrarte a ellos y evitar comprar algo que no tenías planeado. De esta forma conseguirás ahorrar dinero en cualquier compra.

Elaborar tu propia lista con los productos que vas a buscar una vez llegues al punto de venta, es la mejor forma de planificar tus compras. 

Además de especificar los productos que necesitas, también resulta de gran ayuda establecer un precio de referencia, esto te ayudará a detectar ofertas. 

2. La regla de los 10 minutos

Esta es una de las técnicas más eficaces para evitar compras impulsivas. 

Consiste en dejar un margen temporal para que nuestro cerebro actúe de forma racional y tome conciencia de lo que va a hacer. 

Diez minutos es el tiempo necesario para separar el impulso de compra de la decisión final, este tiempo de reflexión nos ayudará a reprimir el estímulo inicial de compra. 

Si vas a realizar una compra importante, que suponga un gasto muy elevado, el tiempo de reflexión puede ser superior, como por ejemplo, una semana. Así podrás meditar mejorar la compra e incluso buscar otras opciones con precios más reducidos. 

3. Evita ir de compras si estás triste

Muchas veces, irse de compras cuando tenemos un mal día nos ayuda a distraernos y a levantar el ánimo, pero en esos días, prácticamente la totalidad de nuestras compras serán impulsivas. 

Utilizar las compras a modo de evasión de la realidad es algo muy común, por eso, es posible que cuando estés triste sientas el impulso de comprar

Pero debes recordar que sólo es un impulso e intentar buscar otra actividad que te ayude a distraerte y a superar ese mal día. 

4. Elaborar un presupuesto

¿Sabes cuánto puedes permitirte gastar al mes en determinadas compras?

Tener claro cuál es tu presupuesto te ayudará a no gastar más de lo que deberías.

De esta forma sabrás cuál es tu capacidad de ahorro, tu distribución de gasto y podrás empezar a establecer tus propios objetivos.

capacidad-ahorro

Una vez determines tu presupuesto, será mucho más complicado que gastes más de lo que deberías, ya que, serás consciente de que un gasto a mayores supondrá un desequilibrio total al terminar el mes y, por lo tanto, intentarás evitar comprar por impulso. 

5. Intenta ir de compras acompañado

Compartir tus nuevos propósitos con un amigo o familiar te ayudará a controlar esos impulsos y será mucho más sencillo mantenerlos en el tiempo.

Si vas acompañado a comprar, será mucho más fácil que te controles y esa persona te ayudará a validar si realmente necesitas realizar esa compra o no, te servirá de apoyo. 

6. Paga siempre en efectivo

El método de pago afecta de forma significativa a nuestros hábitos de compra, por lo general, gastamos más cuando pagamos con tarjeta de crédito. Además, reflexionamos mucho más antes de pagar un producto cuando lo vamos a hacer en efectivo. 

Pagar en efectivo te ayudará a evitar las compras por impulso, ya que, tendrás el dinero justo y sabrás que no puedes excederte. 

Si quieres empezar a mejorar tu situación financiera personal, en Livetopic te ayudamos. Obtén tu Pasaporte Financiero y analizaremos tu caso para poder darte recomendaciones adaptadas que te ayudarán a empezar a gastar menos y conseguir así alcanzar tus objetivos.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: