Finanzas en pareja: todo sobre las cuentas conjuntas

La mayoría de las parejas se plantean si tener una cuenta conjunta en la que centralizar los ingresos de ambos es realmente la mejor opción para gestionar sus finanzas familiares.

Sabemos que gestionar nuestras finanzas no siempre es una tarea sencilla, y cuando se trata de gestionarlas en pareja, puede que nos resulte todavía más complicado, ya que necesitaremos ponernos de acuerdo antes de tomar cualquier decisión.

Queremos ayudarte a saber si realmente deberías tener una cuenta conjunta. En este artículo analizaremos las ventajas de este producto para que puedas saber si esta opción es la mejor para tus finanzas en pareja.

¡Empezamos!

¿Cómo funciona una cuenta conjunta?

Una cuenta conjunta funciona del mismo modo que una cuenta bancaria individual, pero tiene una peculiaridad que la hace diferente: puede tener más de un titular.

Los titulares se encargan de firmar un acuerdo con la entidad bancaria en la que han contratado la cuenta y de esta forma los dos se vuelven propietarios de los fondos depositados en dicha cuenta.

A pesar de que ambos figuran como titulares de la cuenta, esta titularidad puede repartirse de forma equitativa o de forma diferente, por lo que podemos distinguir entre diferentes tipos de cotitularidades en función de las obligaciones y responsabilidades de cada uno:

1. Cuenta con titularidad indistinta o solidaria

La titularidad se reparte a partes iguales, lo que implica que todas la personas que figuren como titulares en la cuenta pueden operar con total libertad y sin necesidad de tener el consentimiento de ningún otro titular.

Suele ser el tipo de titularidad más común en las finanzas en pareja. 

2. Cuenta con titularidad mancomunada

A diferencia del caso anterior, en las cuentas con titularidad mancomunada sí se necesita la autorización del resto de titulares para poder realizar determinadas operaciones.

Estas operaciones suelen ser la contratación de productos de ahorro o bien, la retirada de cierta cantidad de dinero en efectivo.  

3. Cuenta con titularidad subordinada

Por último, las cuentas con titularidad subordinada, este tipo de cuentas se caracterizan por contar con diferentes niveles de titulares.

No todos tienen los mismos derechos ni obligaciones, uno de los titulares es el que opera sin tener ningún tipo de restricción o limitación y el que se encarga de dar autorización al resto de titulares.

Este tipo de cuenta suele utilizarse para gestionar las cuentas de menores de edad.

Ventajas que te ofrece tener un cuenta conjunta

La ventaja principal que nos ofrece contar con una cuenta conjunta es, sin duda, la facilidad a la hora de gestionar nuestras finanzas en pareja. 

En el caso de compartir todos vuestros gastos, tener una cuenta conjunta con la que hacer frente a ellos y gestionarlos de la mejor forma es fundamental.

Una cuenta conjunta nos sirve para poder centralizar nuestras finanzas en pareja nuestras finanzas familiares más a largo plazo, de forma que nos resultará mucho más sencillo el proceso de elaborar y actualizar nuestro presupuesto personal. 

Además de ofrecernos la ventaja de poder gestionar de forma mucho más cómoda nuestros gastos, también nos facilitará las cosas a la hora de establecer objetivos en común con nuestra pareja. El proceso de elección y contratación de cualquier producto pensado para conseguir nuestros objetivos en pareja será mucho más sencillo si contamos con una cuenta conjunta.

Fiscalidad de las cuentas conjuntas

Otra de las grandes dudas que surgen sobre este tipo de cuentas es cómo funcionan a nivel fiscal. ¿Quién debe declarar a Hacienda una cuenta con varios titulares?

Los titulares de una cuenta conjunta son considerados propietarios de los fondos de esta a partes iguales desde el punto de vista fiscal a no ser que se especifique lo contrario de antemano.

Por ejemplo, si en nuestra cuenta conjunta somos 2 titulares y contamos con 10.000 €, se repartirán 5.000€ y 5.000€.

En caso de que especifiquemos que dichos fondos no se reparten de forme equitativa entre ambos titulares, cada una de las partes tributará por el porcentaje de fondos que sean de su propiedad.

¿Una cuenta conjunta es la mejor opción para unas finanzas en pareja?

Esta es sin duda, la pregunta del millón. Sabemos que empezar a gestionar nuestras finanzas en pareja no siempre es fácil y la duda más común cuando empezamos a hacerlo es si realmente necesitamos tener una cuenta conjunta o si es mejor continuar con cuentas separadas.

Lo cierto es que no existe una opción más acertada que otra, depende de vuestras preferencias y de vuestras decisiones como pareja, lo importante es que os paréis a hablar de dinero y toméis una decisión consensuada.

Analizar nuestra situación de partida para poder empezar a tomar decisiones que nos ayuden a gestionar nuestras finanzas en pareja de forma sencilla es el primer paso. En Livetopic te ayudamos a hacerlo:

analisis-finanzas-en-pareja-cuenta-conjunta

Obtén tu Planificación Financiera gratuita y analizaremos tu caso para poder darte las recomendaciones que necesitas.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: