¿Dónde puedo invertir mi dinero si no quiero correr riesgos?

A la hora de invertir siempre debemos tener presente que los conceptos rentabilidad y riesgo van de la mano. A mayor riesgo, mayores rentabilidades, pero… ¿puedes invertir sin correr riesgos?

La opinión general es que, obtener rentabilidades sin incurrir en un cierto nivel de riesgo, aunque sea mínimo es casi imposible. Pero la clave está en saber qué opciones hay en el mercado para que los inversores más conservadores también puedan invertir.

Existen varias opciones para invertir nuestro dinero sin tener que correr grandes riesgos. A pesar de que la mayoría de las inversiones nos obligan a asumir un porcentaje de riesgo para obtener rentabilidades atractivas, existen ofertas que prometen rentabilidades no muy elevadas a cambio de no tener que asumir riesgos.

Te contamos qué opciones son las mejores para invertir tu dinero sin preocupaciones y sin correr grandes riesgos.

Diversificar nuestras inversiones

La diversificación es algo que debemos tener en cuenta si queremos evitar el riesgo en una inversión.

Diversificar es una de las formas más sencillas de reducir el riesgo, ya que, consiste en distribuir nuestro dinero en diferentes productos de inversión en lugar de apostarlo todo a una única alternativa.

Al crear una cartera con diferentes activos, el porcentaje de riesgo que asumimos será mucho menor. La posibilidad de perder nuestro dinero se reduce considerablemente.

Sin duda, diversificar es una de las calves principales si no quieres correr riesgos en tu camino como inversor.

Depósitos a plazo fijo

Entre las distintas opciones de inversión, el plazo fijo es una de las opciones de inversión más adecuadas para aquellos inversores con un perfil más conservador, dado que se trata de una alternativa muy segura.

Las rentabilidades obtenidas son fijas y se conocen previamente. Ten en cuenta que la rentabilidad obtenida no será muy elevada, ya que no estás asumiendo grandes riesgos con este tipo de inversión.

Son productos que ofrecen una remuneración a cambio de mantener tus ahorros en una entidad durante un plazo de tiempo preestablecido y fijo, sin incurrir en riesgos.

Por lo general, se tratan de depósitos con un plazo de entre uno y 10 años.

Las cuentas remuneradas

Las cuentas remuneradas son otra de las alternativas ideales para todos los ahorradores que quieran evitar el riesgo.

Este tipo de productos ofrecen una remuneración como compensación de mantener dinero en una determinada entidad y por cumplir una serie de requisitos específicos, como puede ser, por ejemplo, domiciliar nuestra nómina.

El tipo de interés que ofrecen las entidades por este tipo de cuentas es muy bajo, pero es una alternativa que no supone ningún riesgo.

Si estás valorando la contratación de esta opción, recuerda revisar con detenimiento siempre todos los requisitos que te exige le entidad para poder mantener la remuneración.

Realizar inversiones periódicas

Invertir de forma periódica es otro método, a parte de diversificar, que nos ayudará a minimizar el riesgo en cualquier inversión.

No realizar una única inversión en un único momento determinado y hacerlo de manera escalonada puede favorecer considerablemente a nuestras inversiones.

Algunos fondos de inversión

A pesar de que al contratar un fondo de inversión asumimos cierto porcentaje de riesgo, ya que, estos dependen de las variaciones de los mercados, existen algunos tipos de fondos de inversión donde el riesgo es muy bajo:

1. Fondos de renta fija

Este tipo de fondos invierte en activos de renta fija, cuanto menor sea el plazo de vencimiento menor será el riesgo asumido por el inversor.

El riesgo de este tipo de fondos es mucho menor que en el caso de los fondos de renta variable, por lo que pueden ser sin duda una opción adecuada si queremos obtener rentabilidades sin tener que correr grandes riesgos.

2. Fondos garantizados

Los fondos garantizados son sin duda, una opción perfecta para invertir en fondos sin necesidad de correr riesgos, ya que, este tipo de productos garantizan de forma total o parcial el capital que has invertido, acompañado de una rentabilidad media mínima que estará preestablecida en el momento de contratarlo.

Son fondos pensados para invertir a largo plazo, se adaptan a la perfección a perfiles conservadores.

Los seguros de ahorro

Otra alternativa para invertir con bajo riesgo, son los seguros de ahorro.

Este tipo de productos son una variante de los seguros de vida. Tendremos que realizar aportaciones periódicas para una vez finalizado el plazo, obtener el capital aportado junto con la rentabilidad obtenida.

Las rentabilidades no serán muy elevadas si el riesgo que queremos asumir es muy bajo, pero estas, por lo general, aportan mejores rendimientos que los depósitos.

Uno de los seguros de ahorro más recomendados actualmente son los PIAS.

Si quieres saber qué tipo de inversión se adapta mejor a tus preferencias y necesidades, entra en Livetopic y obtén tu Pasaporte Financiero, analizaremos tu caso para poderte darte las mejores recomendaciones.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: