¿Qué seguro de vida se adapta mejor a ti?

Contratar un seguro de vida siempre es una buena opción, pero es cierto que cuando se trata de elegir uno, el proceso se vuelve un tanto complejo dado que existe una gran variedad de opciones en el mercado.

Es por eso que, la contratación de un seguro de vida suele ser un proceso tedioso y casi siempre nos resulta complicado encontrar el que mejor se adapte a nuestras necesidades personales.

El mejor seguro de vida será aquel que represente mejor las garantías preferentes en función de la situación personal del tomador en cuestión y en función de sus objetivos.

Queremos facilitarte este proceso.

A continuación, te contamos todo lo necesario para poder saber qué seguro de vida se adapta mejor a tus necesidades.

¿Qué tipos de seguros de vida existen?

Para poder encontrar el seguro de vida que mejor se adapte a nuestras necesidades, tendremos que conocer las diferentes opciones que existen.

Es muy importante tener constancia de las características de cada seguro y para ello, tendrás que leer y entender la póliza del seguro con detenimiento.

Te contamos cuáles son los tipos de seguros de vida más populares en España: 

1. Seguro de vida clásico

Este tipo de seguro ofrece varias alternativas al tomador en función de cuál sea su situación personal, laboral o familiar.

El seguro de vida clásico cubre el fallecimiento del tomador y también da la opción de incluir una cobertura por incapacidad permanente.

2. Seguro de vida e hipoteca y préstamo

Este tipo de seguro sirve para garantizar el pago de un préstamo o hipoteca en caso de fallecimiento o invalidez permanente que impida al tomador seguir con su vida laboral. 

Al contratar este seguro de vida, nos aseguraremos de que los familiares o beneficiaros puedan hacer frente a esta deuda pendiente, el objetivo es que nadie herede la deuda. 

3. Seguro de vida e invalidez

Este tipo de seguro cubre al asegurado en caso de invalidez permanente que le impida continuar trabajando o en caso de fallecimiento a causa de un accidente. 

Cualquier persona puede contratar este seguro, está adaptado a personas independientes que tengan como objetivo garantizar su ritmo de vida o estabilidad económica en caso de surgir cualquier imprevisto. 

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de vida?

Antes de contratar un seguro de vida hay varios conceptos que debes conocer y entender a la perfección para de esta forma, poder elegir el seguro de vida que mejor se adapte a tus necesidades personales:

1.  La cobertura

Antes de contratar un seguro de vida tendrás que saber qué cobertura te interesa. 

Normalmente las pólizas cubren únicamente el fallecimiento del asegurado, pero es recomendable valorar las demás coberturas existentes, ya que puedes elegir un seguro que cubra una invalidez, dependencia o enfermedad grave. 

2. La edad

¿A qué edad deberíamos contratar un seguro de vida? 

Es cierto que con el paso de los años los seguros de vida cobran más importancia, ya que nuestras responsabilidades van creciendo y queremos estar lo más protegidos posible. 

No existe una edad específica para contratar un seguro de vida, pero lo recomendable es contratar un seguro de vida a los 35 años, aproximadamente. 

3.  Capital a asegurar

El capital que debemos asegurar al contratar un seguro de vida dependerá de la situación personal, pero siempre recomendamos tener en cuenta las deudas y los hijos o personas dependientes a nuestro cargo.

4.  Beneficiarios

Deberás decidir quién será el beneficiario de tu seguro de vida, podrás cambiar al beneficiario establecido en el momento que quieras si se lo comunicas con tiempo a la compañía aseguradora. 

En caso de invalidez el beneficiario suele ser el propio contratante, pero en el supuesto de fallecimiento podrás designar como beneficiario a cualquier persona. 

Seguros de vida en función de distintos perfiles de clientes

Te ponemos algunos ejemplos de seguros de vida en función de diferentes perfiles, para que puedas entender por qué se adapta mejor un determinado tipo de seguro en función del perfil de cada cliente:

1. Soltero de 30 años, sin hipoteca y sin hijos

El primer ejemplo es un hombre de unos 30 años, soltero, sin hipoteca y sin cargas familiares

En el caso de que se plantee necesitar un préstamo personal, por ejemplo, para adquirir un coche, debería valorar la opción de contratar un seguro de vida vinculado al crédito para poder garantizar el pago de la deuda en caso de fallecimiento o invalidez. 

Para calcular la suma asegurada solo se tendría en cuenta la liquidación de la deuda en caso de siniestro. 

2. Matrimonio de 30 años, con hijos e hipoteca

Este caso es totalmente distinto al anterior, tenemos a una familia con una hipoteca pendiente, por lo que el seguro más recomendado sería que ambos miembros de la pareja contratasen una póliza con cobertura clásica por la mitad del préstamo. 

En este caso, lo normal sería que los hijos fuesen los beneficiarios del seguro.

3.  Soltero de 50 años, sin hipoteca y sin hijos

En este caso, tenemos a una persona sin cargas familiares ni deudas pendientes, la opción de contratar un seguro de vida sigue siendo totalmente recomendable. 

Quizás el seguro que mejor se adapte a esta situación sea un seguro de vida e invalidez, de esta forma el tomador se asegurará una prestación en caso de no poder continuar con su vida laboral a causa de una invalidez por accidente o enfermedad grave. 

Estos son algunos ejemplos, cada situación es distinta, pero con estas recomendaciones será mucho más sencillo conocer qué seguro de vida se adapta mejor a tu situación personal.  

Si quieres saber qué seguro de vida es el mejor para tu situación personal, en Livetopic te ayudamos. Obtén tu Pasaporte Financiero y analizaremos tu caso para poder darte las mejores recomendaciones. 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: