Cómo hacer un presupuesto para gastos irregulares o no habituales

Si ya has elaborado tu propio presupuesto mensual, pero pese a eso, a fin de mes sigues sin conseguir alcanzar tus objetivos financieros, existe una alta probabilidad de que los causantes de esta situación sean tus gastos irregulares.

Los gastos irregulares son un tanto complicados de controlar, pueden pillarnos por sorpresa y desajustar completamente nuestro presupuesto mensual. Por eso, desde Livetopic queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre este tipo de gastos para que así evites que arruinen tus objetivos.

 ¿Qué son los gastos irregulares?

Cuando hablamos de gastos irregulares nos referimos a todas esas facturas no habituales, es decir, aquellas que tenemos que pagar una vez por trimestre, una vez al año o cuando sea necesario, pero que no forman parte de nuestros gastos mensuales habituales.

Debido a que no son gastos habituales, es fácil que nos olvidemos de ellos hasta que vencen, y esto puede suponer un completo desajuste en nuestro presupuesto de gastos mensual. 

Algunos ejemplos de este tipo de gastos son: la anualidad de nuestros seguros, el IBI (Impuesto de bienes inmuebles), la reinscripción de nuestros hijos a la escuela o el pago de Tenencia, entre muchos otros.

A pesar de que conocemos el deber de pagar este tipo de gastos, cuando se presentan suelen causar un fuerte impacto en nuestro bolsillo.

Cómo incorporar los gastos irregulares en tu presupuesto

Afortunadamente, existe una solución sencilla para hacer frente a este tipo de gasto.

Lo esencial será que identifiques cuales son tus gastos irregulares, una vez hecho esto, tendrás que realizar una estimación de su coste total y dividir esta cifra entre 12 meses, así conseguirás convertir estos gastos irregulares en una factura mensual que podrás incorporar en tu presupuesto

Te contamos detalladamente los pasos para incorporar de forma correcta estos gastos en tu presupuesto: 

Identifica tus gastos irregulares

Como te hemos contado, los gastos irregulares son cualquier factura que no sea parte de tus gastos mensuales habituales. 

Puedes incluir dentro de estos el pago de seguros o incluso algo tan simple como el gasto en el que tendrás que incurrir por la compra de regalos para un cumpleaños, navidades, u otras fechas señaladas.

Para poder identificar este tipo de gasto, tendrás que hacer el esfuerzo e intentar que no se te olvide nada. Elabora una lista con todos los que se te ocurran y así evitarás que te vuelvan a pillar por sorpresa. 

Calcula el coste de gastos irregulares

Una vez tengas tu lista de gastos irregulares a mano, tendrás que empezar a asignar el coste correspondiente a cada uno de ellos. 

En algunos casos como, por ejemplo, en la anualidad de tus seguros, será sencillo determinar el valor de la partida, pero en otros puede que no sea tan fácil. 

Algo que puede ayudarte a establecer una cifra lo más exacta posible es revisar tu cuenta bancaria y ver las partidas de gastos del año pasado, así, podrás realizar una estimación lo más acertada posible. 

Determina el pago mensual que deberás hacer

Una vez tengas asignado el coste correspondiente a cada gasto de tu lista, tendrás que sumarlo para determinar cuál es el coste total de gastos irregulares

Ese coste total, tendrás que dividirlo entre 12. La cifra resultante será el pago mensual que tendrás que hacer para cubrir todos tus gastos irregulares anuales.

Podrás incluir esta partida en tu presupuesto de gasto anual y tratarla como cualquier otra ya incluida en este. 

Elige dónde depositar tu dinero mensualmente

Es muy importante que decidas donde vas a guardar ese dinero para asegurarte de que no lo gastarás en otras cosas. Algo parecido pasa cuando hablamos de un Recibo del Ahorro, debes tener claro que no se trata de un gasto más, sino de un tipo de inversión que haces a principio de mes destinada a un ahorro periódico.

Recuerda que es un gasto destinado únicamente a gastos irregulares. No confundas esta cuenta con un fondo de emergencia.

Si consideras que puedes caer en la tentación de gastar ese dinero en otro tipo de partidas, puedes valorar la opción de abrir una cuenta bancaria exclusivamente para tus gastos irregulares.

Te ponemos un ejemplo

Imagina que tienes los siguientes gastos irregulares anuales:

  • Seguro del hogar: 250€
  • Seguro del coche: 500€
  • IBI: 400€
  • Impuesto de matriculación: 80€

La suma total es de 1.230€.

Ahora tendrás que dividir esa cifra entre 12, obteniendo por tanto la cifra de 102,5€/mes. 

Esa es la cantidad que tendrás que ahorrar cada mes para poder pagar tus gastos irregulares de forma inmediata cuando aparezcan. 

¡Nuestras recomendaciones adicionales!

Acumular el saldo adecuado para gestionar tus gastos irregulares te llevará un tiempo, por lo que te recomendamos que lo primero que hagas sea comprobar cuáles son las facturas pendientes más cercanas e intentes reservar un dinero extra para cubrirlas y poder empezar a organizarte mejor. 

Debes revisar al menos una vez al año la lista que has elaborado, ya que lo más probable es que las facturas cambien con el tiempo. Actualiza tu lista y realiza los cambios necesarios para poder hacer frente a estos gastos. 

Si quieres empezar ya a organizar tu presupuesto y a gestionar de forma correcta tus gastos, entra en Livetopic y obtén tu Pasaporte Financiero, te daremos recomendaciones basadas en tu situación personal

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: