5 errores al comprar un coche que puedes evitar

Para muchos, tener un coche es necesario. Para ir y venir al trabajo, desplazarse con la familia, trabajar, o, simplemente, disfrutar viajando. 

Y, dado que es un aspecto importante en nuestro día a día, la mayoría de las personas quiere un vehículo fiable y con todas las prestaciones posibles para que esa «segunda casa» para muchos sea cómoda y confortable. 

Las opciones para elegir un nuevo automóvil son casi infinitas. Por lo que, encontrar la combinación correcta entre lo que se desea y las necesidades reales con un precio asequible puede ser todo un desafío

Precisamente, por tratarse de una importante inversión y el impacto que puede tener en tus finanzas personales, te ayudamos a detectar 5 errores que debes evitar al comprar un coche.

Errores que debes evitar al comprar un coche

Hacer los cálculos pensando únicamente en la cuota mensual

La realidad es que la mayoría de nosotros no puede ir al concesionario, elegir el vehículo que le gusta, y pagarlo en efectivo. 

Así, la forma más habitual de adquirir un vehículo es financiarlo. Esto lo saben los vendedores. Y explica que las negociaciones suelen girar en torno a cuánto hay que pagar por el coche cada mes. 

Hacer los cálculos pensando únicamente en la cuota mensual puede hacerte caer en uno de los errores al comprar un coche y que gastes más de lo que tienes previsto o te puedes permitir. ¿Cómo es posible? Al concentrarse en un precio mensual, el concesionario puede ajustar el tipo de interés para que la cuota encaje en tu presupuesto alargando el plazo del préstamo o reestructurar la financiación para que se ajuste a tu presupuesto. 

De forma que, es recomendable seguir algunas pautas clave

  • Calcular cuál es el nivel de endeudamiento que te puedes permitir. 
  • Comparar las condiciones de la financiera del concesionario y las de un préstamo personal. 
  • Considerar las condiciones y los intereses que deberás afrontar en cada una de las posibilidades al calcular el precio total del vehículo. 

¿Coche nuevo o de segunda mano?

Cualquier vehículo empieza a perder valor desde el momento en el que se matricula. Dependiendo de la antigüedad, un vehículo puede depreciarse entre el 16% y el 33% solo en los dos primeros años (de acuerdo con las tablas de Hacienda). Porcentaje que se reduce progresivamente en los siguientes años, y que también depende del modelo y estado del vehículo. 

Si no vas a utilizar el vehículo con frecuencia, un coche nuevo puede no ser una inversión rentable. 

A veces es más aconsejable adquirir un vehículo usado con dos o tres años para evitar esa depreciación, que es más acusada al principio. En caso de comprarlo en establecimientos especializados, los vehículos suelen contar con garantías. 

Piensa, además, que si financias el 100% del vehículo y tienes que venderlo en un plazo breve, es fácil que te quedes con una deuda bastante superior al valor del coche en ese momento.

Elegir un coche equivocado

Uno de los mayores errores al comprar un coche que puedes cometer es no pensar en lo que realmente necesitas. La publicidad, y a veces el consejo de personas de confianza, pueden hacer que nos fijemos en un coche maravilloso… que realmente no nos hace falta y que quizá no se ajuste al presupuestoque podemos destinar para su adquisición.

Un coche deportivo o de gran potencia no tendrá mucho sentido si solo te vas a mover por ciudad. Y tampoco lo tendrá uno con tres filas de asientos si solo los vas a usar dos veces al año. Son vehículos más caros y una mala inversión si realmente no son lo que necesitas.

No tener en cuenta otros gastos

Al hilo con lo anterior, otro de los errores al comprar un coche es no contar con los extras y con otros gastos vinculados. Un coche con una equipación muy completa o elementos como alerones o techos solares será más caro y llevará implícitos otros muchos gastos a posteriori.

De momento, cuanto más caro sea el coche, más caro será también el seguro. Pero no debes pensar solo en este aspecto, sino en que los gastos de mantenimiento también lo serán. Y no te olvides del consumo de combustible.

Por eso, antes de decidirte es importante que calcules lo que te costará la financiación más todos esos gastos extra. Y pueden ser muchos euros al año que, si lo ahorras, puedes invertir para obtener rentabilidad

No elegir el momento adecuado

Si esperas a un buen momento para comprar el coche, puedes obtener algunas ventajas interesantes. Por ejemplo, periódicamente las administraciones ofrecen incentivos para cambiar los vehículos más viejos por otros nuevos.

Además, los concesionarios son más proclives a hacer ofertas cuando tienen que cerrar mes, trimestre o año. Es en esos momentos cuando se esfuerzan más en alcanzar objetivos y, por ello, ofrecen ventajas adicionales.

Comprar un vehículo es una gran inversión, pero puede suponer un auténtico descalabro para tus finanzas si no analizas bien el estado de tus cuentas para comprobar hasta qué punto puedes endeudarte y elegir comprar un vehículo que te guste y se ajuste a tu presupuesto. 

Si necesitas ayuda para evitar estos errores al comprar un coche podemos ayudarte. Solicitar tu pasaporte financiero te ayuda a conocer la situación real de tus finanzas, tu capacidad de ahorro, posibles riesgos a futuro y recomendaciones para evitarlos. Pero además, en tu análisis personalizado puedes fijar objetivos adicionales como la compra de un coche y recibir recomendaciones de ahorro para anticiparte a esa situación. Este es un ejemplo: 

errores al comprar un coche

Comienza ahora, obtén tu pasaporte financiero

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: