¿Pagar deudas o invertir? ¿Cuál es la mejor opción?

Después de seguir unos buenos hábitos financieros, es muy posible que consigas acumular cierto ahorro. Llega entonces el momento de plantearse si pagar deudas o invertir ese dinero.

¿Qué opción es la que más ventajas ofrece en tu caso? En muchos aspectos que afectan a las finanzas, no hay una respuesta única.

En líneas generales, es aconsejable cancelar deudas, especialmente si pagas por ellas intereses elevados. Reducir la deuda significa reducir también el estrés, los riesgos y tener una mayor capacidad para hacer frente a emergencias.

Pero antes de tomar una decisión, conviene analizar bien cada alternativa y los beneficios que puede aportarte. Es posible que un buen producto financiero te ofrezca unos intereses más elevados que los que pagas por tu deuda. Así, invertir puede ser una estrategia para crear una reserva a futuro que te proteja, te aporte ingresos pasivos o incluso te ayude a acumular suficiente dinero para jubilarte manteniendo tu nivel de vida.

¿Cuándo conviene pagar las deudas?

La prioridad debe ser siempre liberarse cuanto antes de las deudas que soportan los intereses más elevados. No solo pueden ser un lastre para conseguir los objetivos financieros, sino que será difícil encontrar algún producto de inversión que pueda ofrecer el interés que pagas por esa deuda.

Lo mejor es empezar por orden, atacando primero la que tenga mayores intereses. Antes de destinar todos los ahorros a cancelar la deuda, no olvides reservar un fondo de emergencia (la cuantía de dinero para vivir al menos de 4 a 6 meses). Hay que contar con un saldo de tranquilidad para imprevistos. De lo contrario, cualquier contratiempo puede requerir un nuevo endeudamiento. Y la tarjeta de crédito no debería usarse como red de seguridad.

Conforme vayas reduciendo tus deudas aumentará tu capacidad de ahorro y tendrás mayor libertad para invertir ese dinero o alcanzar nuevos objetivos financieros.

¿En que momento es mejor invertir?

De acuerdo con lo que acabamos de ver, podrías pensar que lo acertado en cualquier caso es liberarse cuanto antes de las deudas. Pero no siempre es así. Llegará el momento en el que las deudas que te queden tengan un interés mínimo, o que hayas asumido ya la mayor parte de los intereses que debías afrontar. También es posible, como en el caso de la vivienda, que puedas disfrutar de deducciones fiscales.

Si un producto financiero puede ofrecerte un interés mayor que el que estás pagando por tus deudas, entonces debes plantearte la posibilidad de invertir tus ahorros para rentabilizar al máximo esos fondos. Existen distintas posibilidades dependiendo de tus objetivos  y del nivel de riesgo que quieras o puedas asumir. El consejo de un asesor financiero te ayudará a elegir entre las diferentes opciones.

Cabe la posibilidad de decantarse por fondos de inversión más o menos conservadores o invertir en deuda pública. O se puede optar por hacer alguna aportación extra a un plan de pensiones o bien contratar un seguro de vida ahorro, producto de ahorro e inversión que además aporta protección frente a imprevistos.

A la hora de invertir, no solo tienes que valorar los intereses que a medio o largo plazo te pueda ofrecer cada producto, también debes tener en cuenta otros aspectos:

  • Los plazos de permanencia de cada producto.
  • Cómo recuperar la inversión en caso necesario.
  • Si se penaliza la cancelación anticipada.
  • Posibilidad de modificación de las condiciones contratadas.

¿Ahorrar e invertir al mismo tiempo?

La decisión de pagar deudas o invertir depende de diferentes factores. La recomendación es, en primer lugar, hacer un análisis de todas las deudas que tengas y de los intereses que pagues por cada una de ellas. También debes valorar las desgravaciones fiscales, si es que alguna deuda te permite disfrutar de ellas. Y, finalmente, analiza los intereses que te pueden proporcionar diferentes productos financieros.

Estos datos te permitirán conocer qué alternativa es la que en tu caso puede ofrecer mayores beneficios, si pagar deudas o invertir. Pero siempre queda un camino intermedio, puedes saldar algunas deudas, las que más comprometan tu estabilidad financiera, y dedicar el resto del ahorro a la inversión.

El objetivo que debes tener en mente, en cualquier caso, es siempre el mismo: avanzar hacia unos objetivos financieros y un equilibrio que te permita disfrutar de un futuro más relajado, con unas cuentas más saneadas y sin agobios.

En livetopic hemos desarrollado una herramienta que te permite hacer un análisis personalizado de la situación real de tus finanzas así como obtener recomendaciones y alternativas viables para alcanzar tus objetivos. Obtén tu pasaporte financiero ahora.

 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: