Cómo funciona la regla del 50/20/30 para ahorrar

A la hora de ahorrar surgen muchas dudas: ¿qué cantidad debo destinar al ahorro?, ¿debe ser una cantidad fija?, ¿tendré que ajustar mucho el presupuesto? Cada caso particular es diferente, pues cada persona tiene unos niveles de ingresos, unas deudas y unos objetivos financieros propios. Pero también existen sistemas muy sencillos de aplicar que ayudan en esa tarea como la regla del 50/20/30 para ahorrar.

Esta es una fórmula fácil de recordar, cuyo propósito es distribuir los ingresos de una forma equilibrada, a la vez que se adopta un hábito de ahorro eficaz. Además, no exige grandes esfuerzos.

¿Cómo funciona la regla del 50/20/30 para ahorrar?

El primer paso es partir de los ingresos netos, es decir, aquella cantidad de la que realmente dispones. Para ello, si es necesario, deberás descontar impuestos como el IRPF o gastos del negocio, en el caso de que seas autónomo.

Con esa cantidad ya calculada, llega el momento de su distribución. Verás que las cifras son claras, pero también tienes que ser consciente de lo que se puede incluir en cada apartado.

Un 50% para gastos básicos

Son las necesidades reales, los gastos imprescindibles, es decir, hipoteca, seguros, suministros básicos de la vivienda o alimentación. En este aspecto, es esencial que diferencies lo que es básico de lo que no: la comida lo es, pero comer en un restaurante, no. Te resultará muy útil hacer un presupuesto mensual, dado que estos gastos no suelen variar excesivamente de un mes a otro.

A esos aspectos debes dedicar el 50% de tus ingresos netos. Y, si por ejemplo solo empleas el 40%, no gastes de manera innecesaria lo que sobra. Súmalo a la siguiente partida, la del ahorro.

Un 20% para ahorros

Este dinero te servirá para disponer de un colchón financiero que te permitirá, por ejemplo, complementar los ingresos que percibas en tu jubilación. O también podrás dedicarlo a amortizar algunas deudas, superar un pequeño bache financiero o afrontar un gasto inesperado.

Este fondo te dará la tranquilidad de que con él podrás salvar esos obstáculos económicos que a veces surgen sin que tu estabilidad financiera se vea alterada.

Un 30% para gastos personales

Son esos gastos que no son estrictamente necesarios. Por ejemplo, la ropa sí lo es, pero no cuando es de marca. El gimnasio, las salidas al cine, las cenas con los amigos o las suscripciones a canales de pago tampoco son gastos básicos. Pero, al igual que en esa partida de gastos indispensables, si no empleas todo el dinero, lo mejor es que lo destines al ahorro.

La regla del 50/20/30 para ahorrar llevada a la práctica

Pongamos un ejemplo. Después de descontar los impuestos, los ingresos netos alcanzan los 1500 euros. La aplicación de la regla no tendría ningún misterio: 750 euros para gastos básicos, 300 euros destinados al ahorro y 450 a gastos personales.

Tal vez las cantidades destinadas al ahorro y los gastos personales sean aceptables. ¿Pero y la de gastos básicos? Si crees que es insuficiente, tendrás que hacer un pequeño esfuerzo por ajustar el presupuesto. Negocia con las compañías de suministros o de seguros tarifas más baratas, aprovecha las ofertas a la hora de la compra o analiza si realmente esos gastos que consideras básicos lo son.

En caso de necesidad, y como medida provisional, puedes traspasar parte de la cantidad destinada a gastos personales a la de gastos básicos. Pero debes intentar adaptar tu presupuesto a la regla del 50/20/30 para ahorrar de la forma más regular posible. 

Es muy importante que respetes el 20% destinado al ahorro. Es una forma de cuidar de ti y de tu futuro financiero

¿Qué ventajas tiene la regla del 50/20/30 para ahorrar?

Este sencillo método de ahorrar tiene ventajas importantes. Las siguientes son solo algunas de ellas:

  • Te ayuda a tener claras las prioridades, de modo que ajustarás tus gastos reales a tus ingresos.
  • Con el tiempo adquirirás un buen hábito de ahorro.
  • Conseguirás acumular un fondo del que podrás disponer en un futuro ante una necesidad, invertir en tu futuro/productos de ahorro o para saldar algún tipo de deuda.
  • Lograrás alcanzar tus objetivos financieros de una manera más sencilla y con menos esfuerzo.

Si ya estás convencido de la importancia del ahorro para tu estabilidad financiera y tu futuro, solicita cuanto antes tu pasaporte financiero. Alcanzar tus metas financieras será mucho más fácil. 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: