Cómo planificar una jubilación anticipada inesperada

Una jubilación anticipada puede solicitarse por decisión propia si se cumplen ciertos requisitos o puede llegar de manera inesperada por causas ajenas. Se trata de una situación que no necesariamente tiene que significar una pérdida de poder adquisitivo si sabemos cómo afrontarla. Para hacerlo de modo satisfactorio conviene considerar algunos aspectos  y saber cómo planificar este tipo de jubilación.

Aspectos a tener en cuenta en una jubilación anticipada 

Dos aspectos son esenciales en una jubilación anticipada respecto a las pensiones públicas:

  • En caso de despido o cese de actividad, la edad mínima para la jubilación forzosa se sitúa en cuatro años por debajo de la edad ordinaria de jubilación y hay que tener cotizados, al menos, 33 años.
  • Por cada trimestre de adelanto hay una penalización, con un coeficiente que oscila entre el 1,5 y el 1,8%, dependiendo del periodo de cotización. Este es el aspecto que más puede afectar al futuro financiero en estos casos. 

Cómo planificar una jubilación anticipada inesperada

Preparase con tiempo para afrontar la jubilación es siempre importante, más si cabe para situaciones en las que sobreviene de forma inesperada. 

Y también lo es tomar algunas decisiones destinadas a controlar ingresos y gastos ante una nueva situación. ¿Qué se puede hacer?

Analizar en detalle los ingresos

Ante una jubilación anticipada inesperada, lo primero que conviene hacer es un plan de ingresos. Hay que analizar de qué ingresos se va a disponer: pensión, planes de ahorro o de pensiones, intereses de productos financieros, rentas de inmuebles, etc. Esto nos dará una idea del poder adquisitivo real y permitirá tomar decisiones al respecto.

A veces, el resultado de este plan de ingresos puede aconsejar no comenzar a cobrar la pensión pública de inmediato y buscar otras alternativas. Por ejemplo, si esos ingresos no son suficientes para cubrir los gastos y hay gastos -como el pago de una hipoteca– que no se pueden suprimir fácilmente. 

Analizar los gastos

El futuro financiero no dependerá solo de los ingresos, sino también de una adecuada administración y gestión de los gastos. Si existe la certeza de que los ingresos mermarán de manera significativa, será necesario replantearse los gastos.

Para ello, conviene diseñar un presupuesto ajustado a las necesidades reales, eliminando gastos extra que no son necesarios.

Buscar ingresos alternativos

En determinados casos, y con unas condiciones muy concretas, la ley permite trabajar y cobrar la pensión pública. Son casos de jubilación parcial o flexible. Casos en los que se percibe remuneración laboral, pero no la pensión íntegra, que se recibirá cuando cese la actividad profesional.  

Si no es el caso, conviene analizar otras posibles fuentes de ingresos extra. Para ello, un asesor financiero puede ayudarte a invertir los ahorros en productos que te ofrezcan rentabilidad. O también puedes obtener ingresos de otras fuentes alternativas como, por ejemplo, poner en alquiler vacacional una segunda residencia.

Evitar precipitarse

Que la jubilación llegue de manera inesperada obliga a plantearse el futuro financiero pero hay que hacerlo con calma, analizando todas las posibilidades. Solicitar de inmediato el cobro de la pensión o hacer uso del dinero ahorrado en un plan de pensiones, por ejemplo, no siempre es la decisión acertada.

Hoy en día, la mayoría de las personas con edad cercana a los 60 años aún son jóvenes para ejercer profesionalmente y, además, acumulan experiencia. Esto significa que pueden permanecer en el mercado laboral o encontrar un trabajo que les permita alcanzar la edad de jubilación ordinaria, asegurándose así de disfrutar del importe íntegro de la pensión correspondiente y sacar el máximo rendimiento a otras inversiones previstas para asegurar la jubilación. 

Una jubilación anticipada inesperada siempre supone un cambio a nivel personal, pero no debe significar que el futuro se vea comprometido. Lo más inteligente es comenzar cuanto antes y establecer objetivos de ahorro que permitan estar preparados y contar con recursos para abordar este tipo de situaciones. 

Si necesitas conocer tu escenario de jubilación para planificar tu jubilación, solicita tu pasaporte financiero y obtén un informe gratuito y detallado sobre tu situación financiera así como recomendaciones personalizadas sobre cómo cubrir riesgos y mejorar tu capacidad de ahorro. 

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: