¿De dónde sacar dinero para aportar a un plan de pensiones?

Una de las principales razones por las que las personas no ahorran dinero para la jubilación es que piensan que no se lo pueden permitir.

Es cierto que, puede haber momentos en la vida de cada persona en las que por circunstancias de estrechez económica esto sea cierto. Sin embargo, lo más frecuente es que no existe una verdadera conciencia de la importancia de ahorrar para la jubilación que justifique hacer los sacrificios necesarios cuando vemos ese momento futuro a 20 o 30 años.

Como vimos en el análisis que hicimos de sobre el futuro de las pensiones en España, es importante no confiar únicamente en las pensiones públicas para cubrir los gastos cuando nos jubilemos en un contexto de incertidumbre.

De modo que, si no encuentras la forma de comenzar a aportar a un plan de pensiones, necesitas hacer cambios en tu forma de gestionar tus finanzas para poder ahorrar.

El primer paso: determinar tus necesidades financieras

Para establecer un plan, primero necesitas conocer cuáles serán tus necesidades en la jubilación.¿A qué edad te podrás jubilar? ¿Qué ingresos tendrás? ¿Rentas? ¿Cuál será el importe de tu pensión pública? ¿Perderás capacidad económica una vez que te jubiles?

También es necesario hacer un seguimiento del presupuesto disponible. Saber de forma realista cuáles son tus gastos (puede ser el punto de partida para saber cuánto necesitarás en tu jubilación) y tus ingresos actuales.

Y con esta información, establece tus metas financieras, de forma que puedas medir el progreso a lo largo del tiempo y puedas mantener una auto-disciplina de ahorro para aportar a un plan de pensiones.

A veces, es normal sentirse un poco abrumado por toda esta información que no es fácil de gestionar. Para ello, habla con un asesor financiero o entra en livetopic y obtén de manera gratuita tu análisis financiero personalizado. De este modo, empezarás a tomar control sobre tu futuro financiero.

Cómo conseguir dinero para aportar a un plan de pensiones

Una vez que seas consciente de cómo puede influir en tu futura jubilación tu capacidad de ahorro previo y cuánto debes ahorrar, es el momento de pasar a la acción.

Estos consejos te serán de ayuda para conseguir el dinero que necesitas para aportar a un plan de pensiones:

Ajusta tu presupuesto

Es posible que tengas que recortar tu presupuesto de gastos para tratar de ahorrar al menos 100 € al mes. ¿Cómo? Puedes reducir suscripciones a canales de pago, negociar mejores condiciones en tus facturas periódicas o tomar hábitos saludables para ahorrar en transporte. En este post puedes revisar más consejos de ahorro en tus gastos habituales.

Considera conseguir un segundo trabajo

Si no encuentras la forma de reducir tus gastos, entonces es posible que necesites un trabajo a tiempo parcial adicional que te permita aumentar tus ingresos. Por supuesto, no tiene que tratarse de trabajar a jornada completa 7 días a la semana, pero puedes hacer algún turno extra, trabajar de forma voluntaria los festivos si tu compañía ofrece atención al cliente esos días o colaborar con algún medio local escribiendo artículos. O incluso, puedes tirar de creatividad e intercambiar servicios. Ayudar en el gimnasio a cambio de la membresía gratis o administrar tu comunidad de vecinos a cambio de una reducción de la cuota. El objetivo: destinar ese ahorro a tu plan de pensiones.

Usar los aumentos de sueldo para tus aportaciones

Incluso cuando tus aumentos de sueldo no sean muy elevados, canalizarlos de forma automática a las aportaciones de los planes de pensiones es muy efectivo. Es una forma fácil de ahorrar y no tiene que afectar a tu estilo de vida.

Lo mismo ocurre con incentivos o las pagas extra. Aportar a un plan de pensiones estas cantidades te permite ahorrar casi sin darte cuenta.

Aumentar tus aportaciones una vez que saldes otras deudas

Si tienes otras deudas de préstamos, hipotecas, créditos, etc. es posible que tengas que minimizar tus aportaciones al plan de pensiones mientras consigues reducir o saldar esas deudas. Si haces esto, tan pronto estés libre de deudas o consigas reducirlas, necesitas maximizar tus aportaciones.

De hecho, el dinero que antes utilizabas para pagar deudas puede ir directamente a los ahorros, incluyendo a tu plan de pensiones, y realizar las aportaciones sin grandes cambios en tus hábitos.

Ten en cuenta también que, caben otras opciones a la amortización de hipoteca que podemos hacer a final de año. Puedes destinar parte de esa amortización a un plan de pensiones puesto que con la devolución que obtengas de hacienda podrías llegar a pagar una cuota de la hipoteca.

Priorizar la inversión en tu futuro

Los ahorros para la jubilación deben ser una prioridad, aunque es muy fácil posponerlo, ya que la jubilación parece estar muy lejos. La mejor forma de superar tus propias excusas es hacer que el ahorro sea automático, por ejemplo, activando una transferencia periódica cada mes a tu plan de pensiones. De esta forma será más fácil alcanzar tus objetivos.

Los sacrificios que hagas ahora te ayudarán a evitar hacer sacrificios más grandes cuando seas mayor. Es importante comenzar a ahorrar para la jubilación lo antes posible.

Comienza ahora, entra en livetopic y obtén tu pasaporte financiero.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: