Cuánto cuesta ir al trabajo cada día

Seguramente, cuando te ofrecen un puesto de trabajo nuevo, o cuando ves tu nómina a final de mes, te fijas solo en el salario, en lo que ganas tanto en bruto como en neto. ¿Pero te has planteado alguna vez cuánto cuesta ir al trabajo?

Piénsalo con detenimiento, y te darás cuenta de que trabajar implica una serie de gastos. Algunos son evidentes, pero otros quizá ni te los has planteado. De todos ellos vamos a hablar. Cuando los conozcas y sepas cuánto cuesta ir a trabajar, es posible que empieces a echar cuentas para ver cómo rebajar esos gastos en la medida de lo posible.

Cuánto cuesta ir al trabajo

Transporte

Es el gasto más evidente e inevitable. Solo los más afortunados pueden decir que tienen el trabajo cerca de casa, lo suficiente como para ir caminando. Pero la gran mayoría, especialmente en grandes ciudades, necesita desplazarse distancias más o menos largas.

Si vas en coche, tienes que estudiar los kilómetros que haces al día y lo que te dura un depósito de gasolina. Un pequeño ejemplo: tu trabajo está a 20 kilómetros de tu casa, lo que supone 40 kilómetros al día, 200 km a la semana y unos 900 km al mes. Si tu coche gasta 8 litros a los 100 km y el combustible está a 1,25 €/litro, gastarás unos 90 € al mes.

Todo sin olvidar que el precio de los carburantes no deja de subir y que a esa cifra hay que añadir el desgaste lógico del vehículo, los seguros, las revisiones y cambios de piezas que se deben realizar cada cierto tiempo.

Y, si usas el transporte público, todo dependerá de la zona. En Madrid, por ejemplo, el abono B2, que cubre la capital y los grandes municipios del área metropolitana cuesta más de 70 € (30 días).

Comida, desayunos, café…

Otro de los gastos, por lo general inevitables, es el de la comida. Comer fuera de casa no es barato. Es difícil encontrar un menú del día por menos de 8 €. Y en ese precio entrarían incluso los establecimientos de comida rápida. A ello habría que añadir el café de media mañana, mínimo 1,20 €, o el desayuno, en cuyo caso el precio raramente bajará de los 2 € en una cafetería.

Solo hay que sumar: comer fuera de casa y tomar el café nos puede salir por 200 € al mes, o incluso más, dependiendo del establecimiento en el que comamos.

Para ahorrar, lo mejor es llevarse la comida de casa y, si hay comedor en el trabajo, utilizar la cafetera para tomar ese desayuno o tentempié de media mañana.

Si en el trabajo tienes código de etiqueta

Seguimos sumando. En algunos trabajos se viste uniforme o se puede llevar ropa normal. En ese caso no hay problema. Pero si hay que vestir de traje o con un dress code formal habrá que sumar el gasto en ropa. Aquí el coste puede ser muy variable, dependiendo de la calidad y la marca. Un ejemplo: un traje de caballero puede costar alrededor de 250 €, a lo que hay que sumar la tintorería.

El tiempo de desplazamiento también cuenta

Sí, a la hora de calcular cuánto cuesta ir al trabajo también hay que tener en cuenta el tiempo que tardamos en ir de casa a la empresa y viceversa. Algunos estudios han calculado que la media estaría ligeramente por debajo de la hora en ambos trayectos (57 minutos al día). Al mes serían algo más de 20 horas.

Si esas horas se pudieran emplear en una actividad remunerada que nos aportara, por ejemplo 10 €/hora, ganaríamos más de 200 € al mes que perdemos al tener que desplazarnos. O, al menos, se podrían dedicar a actividades de ocio o a estar con la familia que, al fin y al cabo, significan calidad de vida.

Recortar gastos

Si recapitulamos un poco, 90€ de transporte, 200€ en comida, unos 125€ en vestimenta (no vas a comprar un traje nuevo cada mes, pero seguro que varios al año sí), y 200€ que podrías estar ganado si pudieras emplear ese tiempo en alguna actividad remunerada… Sumamos: 615€.

Es lo que nos cuesta ir al trabajo a grandes rasgos. ¿Imaginabas que podría llegar a ser tanto? Por eso es importante analizar bien cada gasto y cómo se puede reducir.

¿Cómo ahorrar? Las soluciones pasan por hacer deporte y usar la bicicleta si tienes forma física y el camino lo permite o compartir coche, una opción cada vez más solicitada.

Otras medidas que puedes poner en marcha es negociar varios días de teletrabajo a la semana para trabajar en remoto desde casa.

Incluso podrías pensar en mudarte más cerca del trabajo, aunque la zona sea más cara. Si realmente analizas tus costes, es posible que te des cuenta de que realmente ahora mismo estás gastando más y, encima, cada mañana pasas un buen rato en un atasco.

En esa tarea queremos ayudarte. Solo tienes que entrar en livetopic y solicitar tu pasaporte financiero. Te asesoramos para comprender tu presupuesto actual, analizamos tu situación financiera y previsiones futuras y te recomendamos la mejor estrategia para asegurar tu futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: