¿Todavía no conoces la teoría del cisne negro?

Los conocidos como «cisnes negros» son acontecimientos que, sin duda, han preocupado a todos los economistas a lo largo de la historia y que nos afectan a todos tanto a nivel social como a nivel económico.

Saber qué nos deparará el futuro es algo muy complicado en todos los ámbitos de nuestra vida, incluido el económico, esto es lo que quiere hacernos ver la teoría del cisne negro.

Si quieres saber qué es un cisne negro en el mundo de las finanzas y qué nos enseña esta famosa teoría, ¡no te pierdas este artículo!

¿Qué es la teoría del cisne negro?

La teoría del cisne negro es una metáfora que hace referencia a todos aquellos acontecimientos relacionados con la economía que se producen de manera inesperada y que acaban teniendo un gran impacto en la sociedad. 

Esta teoría fue desarrollada en 2008 por el economista Nassim Nicholas Taleb.

El nombre de esta teoría tiene su origen en el siglo XVII, época en la que los primero exploradores europeos llegaron a Australia y descubrieron la existencia de cisnes negros.  

Al igual que este descubrimiento, existen acontecimientos que son totalmente impredecibles, pero que, cuando suceden, acaban teniendo un gran impacto a nivel social y económico.

Las características clave de un cisne negro

Según Nassim Nicholas Taleb, para que un acontecimiento sea considerado como cisne negro tienen que darse estas 3 características clave:

1. Ser un evento inesperado

Tiene que ser un evento totalmente inesperado, nadie puede predecir ni imaginar que va a suceder.

Esto hace que protegerse frente a este tipo de sucesos sea algo prácticamente imposible. Ni el mercado, ni los analistas son capaces de predecir los cisnes negros.

2. Causar un gran impacto

Una vez suceden, son acontecimientos que afectan gravemente a la sociedad en general, ya que son sucesos que tienen efectos directos sobre la economía mundial.

3. Tener una predictibilidad retrospectiva

Una vez han pasado, pueden explicarse mediante razonamientos lógicos y empiezan a crearse teorías sobre cómo podrían haberse evitado.

Los mayores cisnes negros de la historia

A lo largo de la historia se han producido numerosos cisnes negros que han marcado la economía, produciendo grandes caídas de bolsa a nivel mundial y llevando a miles de inversores a tomar decisiones erróneas que han acabado afectando negativamente a sus finanzas.

Os ponemos algunos ejemplos :

  • La crisis de 1987, también conocido como Black Monday. El lunes 19 de octubre de ese año se producía una de las mayores caídas de la historia en bolsa, Wall Street caía en un 22,6%.
  • La llegada de internet. No todos los cisnes negros tiene efectos negativos en nuestras finanzas, el ejemplo más claro ha sido el boom de internet. La digitalización ha supuesto un gran cambio a nivel social y económico que todavía estamos experimentando en la actualidad.
  • El 11-S. El 11 de septiembre de 2001 se producía el mayor atentado de la historia de Estados Unidos, el atentado de las Torres Gemelas. Una catástrofe a nivel social que también acabó teniendo graves efectos en el ámbito económico.
  • El Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea ha sido otro de los grandes cisnes negros de la historia, provocando una de las mayores caídas de bolsa en un día acompañado de la depreciación de la libra.
  • El Covid-19. El cisne negro que nos ha tocado vivir más recientemente, la crisis provocada por la aparición del Covid-19 que nos ha obligado a parar la economía a nivel mundial.

¿Se puede hacer frente a un cisne negro?

Como hemos visto, la característica principal de los cisnes negros es que se tratan de acontecimientos impredecibles, por lo que, protegernos de estos es algo extremadamente complejo.

No podemos saber qué va a pasar, cómo va a pasar, ni tampoco cuándo va a pasar, por lo que, evitar que un cisne negro afecte a nuestras finanzas se considera algo prácticamente imposible. Pero hay algo que sí podemos hacer: en el caso de producirse uno, tener la protección necesaria para que nos afecte lo mínimo posible y actuar de forma coherente, fundamentalmente a la hora de decidir sobre nuestras inversiones. 

Según Taleb, lo más importante cuando se produce un cisne negro es evitar que cunda el pánico y que el miedo nos impulse a tomar decisiones equivocadas. Debemos pararnos a analizar el escenario para poder extraer conclusiones acertadas.

Además, otra de las grandes soluciones para intentar protegernos de los efectos negativos que pueden causar los cisnes negros es la diversificación. Diversificar cuando invertimos es siempre de vital importancia pero en situaciones como estas, todavía más.

Un fondo de emergencia puede ser de gran ayuda

Protegernos de un cisne negro es algo complejo o imposible para muchos, pero otra opción para poder hacerlo es contar con un fondo de emergencia o saldo de tranquilidad. 

Es cierto que tener un fondo de emergencia no evitará que se produzca un cisne negro pero sí nos ayudará a estar protegidos, al menos económicamente, para lo que podamos necesitar en caso de que los efectos negativos de uno de estos afecte directamente a nuestras finanzas personales.

Tener nuestras finanzas bajo control nos ayudará a hacer frente a cualquier imprevisto que pueda llegar a surgir, en Livetopic te ayudamos. Al obtener tu Planificación Financiera, analizaremos tu situación financiera actual y te daremos las recomendaciones que necesitas para asegurar tu futuro.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: