¿Sigo cotizando para la jubilación cuando estoy en el paro?

Una de las mayores preocupaciones para aquellos trabajadores que se encuentren en paro es cómo afectará esta situación a su pensión de jubilación. ¿Siguen cotizando durante el desempleo?

Durante el paro, el trabajador estará cobrando una prestación, subsidio o ayuda por desempleo.

Dependiendo de cuál sea la situación particular de cada persona, la base de cotización se verá afectada de un modo u otro. 

Si estás cobrando una prestación contributiva por desempleo, sigues cotizando a la Seguridad Social, por lo que ese tiempo sí que se tiene en cuenta a la hora de jubilarnos.

¿Pero cómo nos afecta esto? Te contamos cómo afecta el paro a tu pensión de jubilación.

Cómo afecta el paro a mi pensión de jubilación

El paro es una preocupación financiera no solo a corto plazo, sino también a largo plazo debido a que tiene implicaciones en el historial de nuestra vida laboral y en las cotizaciones a la Seguridad Social de cada trabajador, pudiendo afectar a nuestra pensión de jubilación futura. 

La forma en que el paro afecta a nuestra pensión de jubilación dependerá de varios aspectos, como la duración de la situación de desempleo, si esta situación viene acompañada o no del cobro de una prestación contributiva, etc. 

Es muy importante diferenciar entre dos situaciones: estar cobrando una prestación contributiva o subsidios. 

Prestaciones contributivas

En el caso de estar cobrando una prestación contributiva por desempleo, seguirás cotizando para tu jubilación y la base de cotización será la misma o parecida a la que cobrabas mientras trabajabas.

Además, seguirás cotizando por el resto de las contingencias comunes, como invalidez permanente, invalidez temporal, protección a la familia o prestación por fallecimiento, entre otras. 

El pago de esta prestación se reparte entre el Servicio Público de Empleo y el propio trabajador desempleado, deduciéndose directamente la prestación a cobrar por parte del trabajador. 

 Subsidios

Cuando finaliza la prestación contributiva o en el caso de únicamente tener derecho a un subsidio por desempleo, la situación puede volverse completamente diferente.

En el caso de estar cobrando un subsidio por desempleo, cotizarás por las contingencias de asistencia sanitaria y por protección a la familia, pero sólo estarás cotizando para tu jubilación en el caso de ser mayor de 55 años o bien, en determinados supuestos, cuando se trata de trabajadores fijos discontinuos. 

Existen algunas excepciones, en las que cabe la posibilidad de cotizar para la jubilación de forma individual realizando un convenio especial con la Seguridad Social.

De esta forma tendrás que abonar todos los meses las cuotas correspondientes para poder cobrar la pensión esperada. 

En resumen, si estás parado, pero cobrando una prestación contributiva, sigues cotizando a la Seguridad Social.

Si estás cobrando un subsidio, no estarás cotizando para tu jubilación, salvo que cumplas las excepciones que te mencionamos anteriormente. 

¿Afecta a tu jubilación el tiempo que estés en el paro?

El tiempo que pases en el paro sí afectará a tu pensión de jubilación

Si estás parado durante un largo periodo de tiempo y parte de este tiempo no percibes una prestación contributiva tus años de cotización se reducirán considerablemente, y esto hará que el porcentaje a aplicar acabe afectando considerablemente a tu base de cotización.

Ten en cuenta que para cobrar el 50% de la pensión correspondiente a tu edad de jubilación. Tendrás que tener cotizados un mínimo de 15 años y son necesarios al menos 37 años para poder cobrar el 100% de tu pensión.

Así que, si pasas mucho tiempo en paro sin cotizar (es decir, sin estar cobrando una prestación contributiva), el número de años cotizados será menor y el porcentaje que te corresponde también se verá reducido. 

¿Qué pasa cuando la prestación ha terminado?

Cuando terminas tu prestación y dejas de tener derecho a cobrarla, estarás en una situación asimilada de alta a la Seguridad Social, pero sin obligación de cotizar

Cuando terminas tu prestación la cotización se detiene y esto afectará negativamente a tu pensión de jubilación

Si estás inscrito como demandante de empleo, pero no estás cobrando ninguna ayuda, no estás cotizando. 

Existe una solución a esto, si quieres seguir cotizando deberás hacerlo de forma individual, mediante un convenio especial con la Seguridad Social.

Tendrás que abonar todos los meses las cuotas correspondientes para poder cobrar la pensión que te correspondería en circunstancias normales.

La importancia de un plan de pensiones en estos casos

Contar con un plan de pensiones es la mejor solución para garantizar una tranquilidad total ante una situación adversa como el desempleo

De esta forma podrás complementar tu pensión pública de jubilación y contar con un escenario de jubilación mucho más favorable, evitando que se produzca una pérdida elevada en tu capacidad económica.

escenario-pensión-jubilación

Si ya tienes un plan de pensiones, en el caso de estar sin trabajo podrás solicitar el rescate del mismo, siempre y cuando esto esté especificado en la póliza y se cumplan ciertos requisitos. 

Cuanto antes empieces a planificar tu jubilación más fácil será garantizar tu tranquilidad y la de tu familia, en Livetopicte ayudamos.

Obtén tu Pasaporte Financiero, analizaremos tu caso y te daremos las mejores recomendaciones para que puedas tener una jubilación tranquila

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: