Diferencias entre ahorro e inversión ¿qué me conviene más?

Los conceptos de ahorro e inversión están estrechamente relacionados, pero presentan ciertas diferencias. Es importante que comprendamos esas diferencias y también cuales son las similitudes que los unen. 

Ahorrar e invertir implican una práctica común, que es la de depositar dinero en un lugar o producto financiero, pero el objetivo que persiguen no es el mismo. Si quieres establecer una estrategia adecuada para alcanzar tus objetivos financieros, necesitas saber en qué se diferencian ahorro e inversión. 

Todos estamos muy familiarizados con el ahorro, desde pequeños nos dicen que debemos ahorrar y que se trata de una práctica muy simple en la que solo tendrás que guardar una parte de tu dinero de forma periódica. Pero algo con lo que no estamos tan familiarizados es la alternativa de ahorrar para luego invertir.  

¿A qué nos referimos cuando hablamos de ahorro?

Cuando hablamos de ahorrar nos referimos a no gastar todos nuestros ingresos e intentar reservar una parte de estos para posibles emergencias, satisfacer nuestras necesidades o para objetivos futuros.

Existen múltiples métodos para ahorrar de forma fácil y divertida. Aun así, para lograrlo deberás hacer el esfuerzo para juntar una cantidad de dinero de manera regular y durante un periodo de tiempo.

Una alternativa que ayuda a ahorrar y que por lo tanto siempre recomendamos es el recibo del ahorro.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de inversión?

Una vez conseguimos tener una cantidad de dinero guardada podremos empezar a invertir.

La inversión es una forma de hacer crecer tu dinero, consiste en poner nuestro dinero a “trabajar” para conseguir una rentabilidad de él.

Mantener lo que has ahorrado en una cuenta de ahorro sin más, no te permitirá hacer crecer tus ingresos, pero si decides invertir obtendrás una tasa de retorno que te ayudará a incrementar tu capital.

Las principales diferencias

Ahora que hemos definido ambos conceptos, podemos pasar a ver cuáles son las diferencias principales entre ambos:

El objetivo

Definir objetivos financieros es de vital importancia si queremos conseguir una estabilidad financiera.

Una de las principales diferencias entre ahorro e inversión está en el objetivo. 

En el caso del ahorro:

 El objetivo principal está en reunir una cantidad de dinero que en un momento posterior podremos necesitar, por lo general son objetivos a corto plazo o bien, decidimos ahorrar para contar con dinero disponible en caso de surgir una emergencia. 

Cuando ahorramos estamos construyendo un colchón para un fin concreto, por lo general nuestra prioridad será la seguridad

En el caso de la inversión:

El objetivo principal es conseguir que en el futuro tengamos el dinero suficiente para alcanzar nuestras metas, son objetivos de crecimiento más a largo plazo. 

El nivel de riesgo

El nivel de riesgo es otra de las grandes diferencias entre ahorro e inversión

Cuando hablamos de ahorro lo que se busca es seguridad, no queremos correr ningún riesgo de pérdida de capital, mientras que en el caso de la inversión siempre existe cierto riesgo

Lo que buscamos con la inversión es maximizar la relación rentabilidad/riesgo, esta dependerá del perfil inversor de cada uno.

Los productos que nos ayudan a conseguirlo

Los productos financieros que nos ayudan a ahorrar no son los mismo que elegimos cuando queremos invertir, debemos diferenciar estos productos y saber cuáles son los más adecuados para la consecución de nuestros objetivos.

Algunos ejemplos de los productos financieros más utilizados para el ahorro son los depósitos a plazo, los planes de ahorro, las cuentas corrientes o los planes de pensiones.

Para invertir y conseguir rendimiento a largo plazo deberás valorar qué opción es la que mejor se adapta a ti.

Sus ventajas

Ambos conceptos nos ayudarán a la hora de mejorar nuestras finanzas, pero las ventajas que nos aportan son diferentes:

  • En el caso del ahorro, su ventaja principal es que nuestro dinero estará seguro y será fácil acceder a él en caso de necesitarlo. 
  • En el caso de la inversión, destacamos como ventaja principal que existe una gran variedad de productos con diversas combinaciones de rentabilidad y riesgo, lo que permite a cada persona elegir el producto que mejor se adapte a sus necesidades.

Sus desventajas

El inconveniente principal del ahorro es que la rentabilidad que se obtiene de este es menor, en ocasiones, incluso es inferior que la tasa de inflación. 

En el caso de la inversión, la existencia de riesgo es su gran desventaja, para conseguir cierta rentabilidad tendremos que estar dispuestos a asumir un porcentaje de riesgo determinado.

¿Ahorrar o invertir? ¿Cuál es la mejor opción?

Una opción no tiene por qué ser mejor que la otra. Cada ahorrador tendrá que adoptar la que mejor se adapte a sus objetivos y a su situación financiera, intentando buscar un equilibrio entre ambos conceptos.

Si actualmente no estás en tu mejor momento en cuanto a una estabilidad financiera, empieza ahorrando y estableciendo metas de ahorro.

Una vez consigas tener una cantidad de dinero reservada, empezar a valorar la opción de invertir para hacer crecer tu dinero.

Esta parte de dinero destinada a la inversión debería ser la que nos sobra después de haber cubierto gastos y destinado una cantidad al ahorro periódico.

Si necesitas asesoramiento en Livetopic te lo ofrecemos de forma gratuita, obtén tu Pasaporte Financiero y analizaremos tu capacidad de ahorro actual, de esta forma podrás empezar a valorar qué productos financieros se adaptan mejor a tu situación, te daremos las mejores recomendaciones.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: