El ayuno financiero, una forma segura de obtener un control inmediato del gasto

El control de los gastos es una de las bases del ahorro. Para mantener este control, existe un método muy eficaz: el ayuno financiero. Aplicarlo permite conseguir un control inmediato de los gastos y puede facilitar un ahorro rápido que permita conseguir un objetivo concreto.

El término “ayuno” ya da una pista del método. Consiste, básicamente, en eliminar del presupuesto todo gasto que no sea estrictamente necesario.

Puede parecer complicado, pero solo lo será al principio. Después de unos días se habrán aprendido hábitos financieros que resultarán muy útiles para planificar los objetivos a medio y largo plazo y, lo que es más importante, para cumplirlos sin grandes esfuerzos.

¿Cómo empezar el ayuno financiero?

En primer lugar, debes ser muy consciente de que es imprescindible recortar todos los gastos que no sean básicos. En líneas generales, hay que eliminar todo gasto que no sea de alimentación, medicinas o pagos imprescindibles como son impuestos o la hipoteca.

No se trata de suprimir esos gastos para siempre, por supuesto. El ayuno financiero está pensado para solo unas semanas, aunque sentará las bases para un consumo mucho más responsable.

Para no caer en tentaciones, lo ideal es planear los gastos con antelación y hacerse unas preguntas antes de la próxima compra para decidir si eso ‘que quieres’ es ‘necesario’. Te ayudará a romper la tendencia a gastar de forma automática:

  • ¿De verdad es imprescindible?
  • ¿Hay alguna alternativa para evitar ese gasto?
  • Si es inevitable, ¿cómo puedo rentabilizarlo?
  • En caso de, finalmente, no hacer el gasto, ¿en qué puedo emplear ese dinero más adelante?

¿Pero qué es realmente imprescindible?

No es difícil darse cuenta de que hay muchos gastos que son superfluos. Basta dedicar unos minutos a pensarlo con calma. 
Estos son solo algunos ejemplos: 

  • Quizá te guste practicar deporte, pero no es imprescindible que vayas al gimnasio. Puedes practicar ciclismo, running y otros muchos deportes que te permitirán estar en forma sin gastar.
  • Los gastos de estética pueden ser muy elevados. Plantéate si es necesario ir a la peluquería todas las semanas o si puedes hacerte tú misma la manicura en casa. Y de paso, aprendes algo nuevo 🙂
  • No siempre es necesario contratar servicios profesionales para hacer algunos trabajos caseros o pequeñas reparaciones. Tú puedes pintar la casa o colgar una lámpara, incluso puedes hacer pequeños arreglos de albañilería.
  • ¿Es necesario tomar siempre el café de media mañana? Calcula lo que cuesta un café en cualquier establecimiento y multiplícalo por los días al año que vas a trabajar. La cifra puede sorprenderte.
  • Otros gastos de los que puedes prescindir sin problemas en tu ayuno financiero pueden ser las suscripciones a televisiones online para ver canales deportivos o de películas. Y también puedes ahorrar limitando las salidas al cine o con los amigos a cenar, por poner dos ejemplos más.

¿Suena complicado? Simplemente haz cuentas de lo que puedes ahorrar al mes si evitas estos gastos: 60 € de peluquería, entre 20 y 30 € de gimnasio, 40 € de los cafés diarios, hasta 100 € en ocio, hasta 15 € de plataformas como Netflix… A medida que vayas sumando, te parecerá que merece la pena un esfuerzo. 

Lo que te enseña el ayuno financiero

Ya decíamos que no se trata de “ayunar” para siempre. Con unas semanas habrás aprendido mucho, tanto, que planificarás tus finanzas de una manera muy diferente a la que lo venías haciendo, y eso se reflejará en tu situación financiera.

Darás un valor real a las cosas, diferenciando lo que es necesario de lo que no lo es. Esto te ayudará a hacer un presupuesto para alcanzar objetivos de ahorro, por ejemplo, para la jubilación, la entrada de una vivienda, disponer de un colchón financiero para casos de emergencia o acelerar la cancelación de deudas. 

Livetopic te ayuda a conocer tu situación financiera real, a plantear objetivos y a poner en perspectiva tus cuentas para tomar mejores decisiones. Si quieres empezar ya a planificar tu futuro, solicita tu pasaporte financiero. En muy poco tiempo, verás grandes resultados.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: