Consejos de planificación financiera para la generación sándwich, los que cuidan de hijos y padres

La esperanza de vida es cada vez mayor y, a la vez, se retrasa el momento de tener hijos. El resultado es una realidad sociológica a la que se ha llamado “generación sándwich”. Es esa generación que afronta, o va a afrontar muy pronto, una situación singular: la de tener que cuidar a la vez a sus padres y a sus hijos. Por lo general, esto aplica a las personas que están en los 30, los 40 y los 50 años.

Tomar la iniciativa y hacerlo cuanto antes, ayudará a afrontar la doble responsabilidad y las consecuencias sobre las finanzas familiares que pueden acarrear tales circunstancias. Por ello, ofrecemos algunos consejos que tener en cuenta en la planificación financiera para la generación sándwich.

Consejos de planificación financiera para la generación sándwich

Ayuda a tus padres a asegurar su jubilación

Hablar con nuestros padres sobre dinero a veces no resulta fácil, pero es una conversación que hay que tener. Sobre el futuro de las pensiones en España existe cierta incertidumbre y es recomendable ser activo ante esta realidad.

Además, no siempre estimamos de forma adecuada el verdadero coste de la jubilación esperando que con la pensión pública podremos cubrir todos los gastos y mantener el estilo de vida.

Una vez jubilados, pueden surgir gastos médicos inesperados o la necesidad de recibir algún tipo de atención que no cubran los seguros sociales, como es el caso de una incapacidad. Disponer de un colchón financiero en el momento de la jubilación es esencial.

Anima a tus padres a crear un fondo para la jubilación si aún son jóvenes y no lo tienen; aliéntales a sacar el máximo rendimiento a sus ahorros y a invertir en productos que puedan ofrecer rentabilidad a corto y medio plazo. Si ellos consiguen cubrir sus necesidades, tu situación financiera no se verá mermada en el caso de que llegue el momento en el que necesiten algún tipo de cuidado especial.

Si crees que con datos te resultará más fácil guiarlos en la necesidad de invertir en su futuro, ayúdales a completar su pasaporte financiero (online y sin coste) a partir del cual conocerán en detalle un escenario de jubilación y posibles riesgos.

No te olvides de tu propia jubilación

Si no estás seguro de cuánto necesitas ahorrar para tu propia jubilación o cuándo comenzar a hacerlo, no estás solo. La mayoría de las personas piensa que sus gastos en la jubilación serán alrededor del 70% de su salario final y que podrá optar a una pensión pública en torno al 80% de su último salario. De forma que, su nivel de vida estaría asegurado.

Sin embargo, por un lado, si cuando te jubiles quieres hacer cosas que ahora no puedes (como viajar frecuentemente, salir a comer a menudo o comprarte un coche de alta gama), es posible que necesites un porcentaje de hasta el 130% de tu último salario.

Esto unido a que las perspectivas de futuro de las pensiones en España no son alentadoras, puede hacer que la pensión de jubilación en unos años sea equivalente ‘solo’ al 50% de tus últimos ingresos.

Es decir, es importante que pongas en marcha tu propio fondo para la jubilación cuanto antes.

Las aportaciones a tu plan de pensiones sirven para asegurara tu seguridad financiera en el momento de jubilarte. Continúa ahorrando y evita en la medida de lo posible un error común en la planificación financiera para la generación sándwich: dedicar el ahorro de tu jubilación para apoyar a otros.

Piensa en la educación de tus hijos

Quizá llegue el momento en el que tus hijos deseen ir a la universidad. Y los costes de matrículas, libros o alojamiento en otra ciudad pueden ser elevados. Por eso, si consigues cumplir con tus objetivos de ahorro para la jubilación, puedes plantearte crear un fondo para afrontar esos gastos educativos cuando lleguen.

Aunque en España aún están muy vinculados a las hipotecas y la mayoría de nosotros no conocemos bien cómo funcionan, los seguros de vida también son muy útiles para cubrir posibles riesgos y circunstancias sobrevenidas. En el capital que asegures en tu seguro de vida deben incluirse conceptos como las deudas que tienes, la manutención de los hijos, los estudios en la universidad, etc. Nuestra herramienta de análisis de tu situación financiera también ofrece recomendaciones para dar cobertura a esos posibles riesgos futuros.

Nuestro artículo sobre ¿Qué capital debo asegurar en mi Seguro de Vida? te puede ser de ayuda para comprender mejor el tipo de protección que ofrecen los seguros de vida.

Organízate

Cuando tengas que estar pendiente de las finanzas de tus padres al tiempo que comienzas a pensar en la de tus hijos, la organización es esencial.

Ante la falta de tiempo para estar pendiente de todo, y para no descuidar tus propios objetivos financieros, es importante tener todo perfectamente estructurado y localizado: cuentas, tarjetas, planes de ahorro, inversiones…los tuyos y los de toda la familia.

Esto te permitirá disponer de la información en un segundo, sin perder tiempo. Te ayudará a hacerte una idea exacta de tu situación y a tomar decisiones. Hay aplicaciones y programas que pueden ayudarte en este sentido.

Busca el equilibrio

Cuidar de los padres y de los hijos, atender sus necesidades y, a la vez, hacerse cargo de los gastos del día a día y pensar en tu propia estabilidad financiera puede parecer abrumador. Por eso es importante encontrar un punto de equilibrio.

En esa tarea, hacer un presupuesto mensual puede ser una gran ayuda. Es la herramienta para conseguir los objetivos financieros planteados. El presupuesto permite conocer con detalle gastos e ingresos y tomar decisiones para ajustarlos, incluyendo en ellos partidas para el ahorro o la jubilación.

En definitiva, la planificación financiera para la generación sándwich exige algo más de esfuerzo para no perder de vista los propios objetivos. Para ello, es conveniente que tanto padres como hijos dispongan también de sus propios planes financieros. Ayudarles a conseguirlo es una forma de invertir en nuestro propio futuro.

En Livetopic queremos ayudarte a alcanzar tus metas financieras, y también las de tus seres queridos. Obtén ya tu pasaporte financiero y empieza a mirar al futuro con tranquilidad.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: