Consejos para ahorrar en el día a día

No siempre es fácil ahorrar dinero, muchas veces, es más una cuestión de prioridades que de hacer números. En lugar de posponer el ahorro hasta conseguir el próximo aumento, también podemos hacer que las necesidades futuras sean tan importantes como las cosas que deseamos hoy, para que invertir en nuestro futuro no nos cueste tanto. 

Así, hacer pequeños cambios en nuestros hábitos puede ayudarnos a ahorrar en el día a día y mejorar nuestra finanzas personales. 

Vamos a ver algunos consejos que podemos aplicar para ahorrar en el día a día. 

Consejos para ahorrar en el día a día

Controla los gastos

No se trata tanto de hacer grandes sacrificios como de analizar en qué se emplea el dinero y aprender a gestionarlo mejor. Estos consejos te pueden ayudar a conseguirlo:

  • Elabora un presupuesto semanal o mensual realista y fíjate un día a la semana o cada dos semanas para revisar que lo estás cumpliendo. Tener una planificación financiera -que nos permita analizar en qué gastamos el dinero- es clave para guiar nuestros hábitos de gasto y ahorro, y ver dónde podemos optimizar. 
  • Limita los gastos extras. Puede ser el café que tomas todas las mañanas cuando haces un descanso en el trabajo, esa suscripción a un gimnasio al que apenas vas o esas compras innecesarias que realizas para “recompensarte” por algo.
  • Haz todas las compras y gestiones el mismo día. Si un día coges el coche para ir a comprar comida, al siguiente lo haces para encontrar la ropa que necesitas y uno más para hacer algún trámite, puedes estar triplicando el gasto en transporte o combustible. Intenta hacerlo todo a la vez de modo que aproveches los viajes.

Compra con inteligencia

Pensar antes de comprar es importante para alargar el presupuesto disponible y adquirir aquello que realmente necesitamos en lugar de hacerlo por impulsos. Ten en cuenta estos aspectos:

  • Cuando vayas a comprar al supermercado, lleva una lista elaborada desde casa. Además, es mucho mejor una gran compra que muchas pequeñas. 
  • También puedes cocinar más en casa, de modo que puedas ahorrar dinero al no salir a comer tan a menudo.
  • Retrasa las compras impulsivas. Esto no significa que no puedas darte algún capricho de vez en cuando. Un buen consejo es esperar al menos un día antes de comprar para ver si realmente necesitas eso que ayer te parecía tan imprescindible. Otro buen consejo para que no sientas que seguir un presupuesto es asfixiante, es destinar una partida mensual para esos caprichos, de forma que cada mes puedas consentirte sin restar de otros objetivos importantes (y sin sentirte mal por comprar pequeños antojos). 
  • Compara los precios. Un mismo producto puede tener precios diferentes según donde lo compres, tanto si se trata de comida como de ropa, aparatos electrónicos, etc.
  • No digas que no a los artículos de segunda mano. Tanto en tiendas físicas como en plataformas en Internet puedes encontrar artículos que necesitas a precios atractivos. Un ejemplo muy común es el de los libros de texto.
  • Haz regalos originales. No siempre los regalos más caros son los mejores o los que más gustan. Pon a prueba tu creatividad, seguro que aciertas y, además, te ahorras un dinero.

Salda tus deudas

El endeudamiento y la falta de control sobre él pueden dar al traste con cualquier intento de ahorrar en el día a día. Pero podemos conseguir reducirlo o evitarlo:

  • Intenta saldar cualquier deuda que tengas para empezar desde cero. Tendrás mayor libertad y margen de maniobra en tus gastos y ahorrarás en intereses.
  • Si es imposible liquidar alguna deuda, como puede ser la hipoteca, intenta negociar mejores condiciones. Si tienes varias, infórmate sobre la posibilidad de re-unificarlas y si en tu caso puede ser ventajoso.
  • Establece metas. Si te propones como objetivo liquidar tus deudas en una fecha y vas cumpliendo los plazos, te sentirás mucho más predispuesto al ahorro. Pero no te olvides de reservar algo para posibles imprevistos.

Otros consejos útiles para ahorrar en el día a día

Hay mil formas de ahorrar en el día a día, quizá algunos de estos consejos ya los pongas en práctica, pero nunca está de más recordarlos:

  • Apaga los aparatos electrónicos cuando no los uses. Aparentemente no gastan, pero sí lo hacen. Mantener todo conectado deriva en una lenta pérdida de energía por la que también pagamos. 
  • Un grado de temperatura en casa hace mucho. Uno más en verano y uno menos en invierno es algo que tu cuerpo apenas notará, pero sí lo hará tu bolsillo. Y, si además la casa está bien aislada, mucho mejor.
  • Pon a prueba tus dotes como “manitas”. Pintar las paredes, colgar una lámpara o hacer una estantería no es complicado y te ahorrará algún que otro gasto.
  • Aparca el coche. Si puedes, muévete en transporte público, o incluso en bicicleta, si te gusta hacer deporte. Ahorrarás en combustible y en gastos de mantenimiento del vehículo.
  • Revisa los gastos recurrentes. Eliminar suscripciones a servicios de pago que realmente no usas o cambiarte a una tarifa de teléfono más acorde a tu gasto real te ayudará a ahorrar sin darte cuenta. 

Ahora te proponemos un pequeño ejercicio: suma lo que gastas al mes en algunos de los aspectos que hemos mencionado. Haz la cuenta y sorpréndete de lo que puedes ahorrar en el día a día. Un dinero puedes invertir en tu futuro, construyendo un fondo de emergencia, ahorrando para tu jubilación o invirtiendo en productos financieros que te ofrezcan una buena rentabilidad. 

EnLivetopic queremos ayudarte a ahorrar más y mejor. Obtén ahora tu pasaporte financiero y comienza a asegurar tu futuro.

Deja un comentario

Create a website or blog at WordPress.com Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: