Cuáles deberían ser tus objetivos financieros según tu edad

El presente y futuro financiero son muy distintos en función de la década que nos encontremos, sin embargo, gracias a diferentes estudios estadísticos y a nuestra experiencia, desde Livetopic, podemos desarrollar las diferentes etapas que afronta una persona o pareja en nuestro país desde un punto de vista financiero. Es lo que se denomina el Ciclo Vital del Cliente. Depende en la fase en la que nos encontremos, debemos incidir más en una parte que en otra.

objetivos financieros

La generación que actualmente tienen entre 30 y 40 años se encuentra en un ciclo vital donde generalmente tienen un nivel de riesgo mayor debido a deudas contraídas recientemente (préstamos hipotecarios), descendientes en edades tempranas, y un escalafón salarial inferior al que potencialmente podrán adquirir en años posteriores. Por lo que nos encontramos con poco ahorro para hacer frente a imprevistos vitales y sí mucho riesgo potencial.

Si estás en esta situación, es fundamental cubrir el riesgo (deudas y manutención de tus hijos por si faltases). Además, sería conveniente empezar a ahorrar pensando en el medio plazo como puede ser los estudios de tus hijos.

Las personas que actualmente están entre los 40 y 60 años están cerca o en su tope máximo de retribución salarial, teniendo más poder adquisitivo para pensar en el ahorro a largo plazo. Su nivel de riesgo es menor dado que el importe de sus deudas ha descendido o se ha cancelado, han podido recibir otros ingresos extraordinarios (herencias) y sus descendientes, si todavía son económicamente dependientes, deberían estar cerca de dejar de serlo. Para este perfil, es un momento ideal para tomarse muy en serio rentabilizar los ahorros ya generados y contratar productos pensando en su jubilación. Cuanto antes empecemos, menos cantidad tendremos que destinar mes a mes para tener un buen colchón financiero, dado que el tiempo y el interés compuesto posibilitarán que se necesite menos aportación para obtener el mismo capital en el momento de jubilarnos.

Por último, nos encontramos con aquella generación que pasa a ser población pasiva, a partir de 65-70 años, donde su nivel de riesgo económico es bajo (no suelen tener deudas ni dependientes económicamente). Esta etapa la denominamos fase de recuperación (de lo aportado). Esta fase a pesar de que parece sencilla debe tener una buena planificación financiera y fiscal para optimizar el dinero acumulado. En líneas generales debemos tener en cuenta dos factores fundamentales:

  • La fiscalidad: Nuestra pensión pública se considerará en nuestra declaración de la renta como Renta de Capital de Trabajo (como hasta ese momento nuestro salario) por tanto al rescatar por ejemplo un plan de pensiones (que también va a capital de trabajo), debemos vigilar para no pasarnos de tramo impositivo.
  • La rentabilidad: Unido con el punto anterior, debemos decir que debemos rescatar el dinero que necesitemos para cada momento, dejando el resto rentabilizando. Es un dinero extra que obtendremos y hará que nuestro dinero dure más tiempo.

Como se ha podido intuir hablamos de “rescates parciales”, y esta es una posibilidad que nos ofrecen múltiples productos como los planes de pensiones o lo seguros de ahorro. Significa que fijamos una cantidad con la periodicidad que queramos (mensual, anual) y el resto del dinero sigue rentabilizando.

Hay otro tipo de rescate que se denomina “renta vitalicia” que es una modalidad que tienen algunos productos como los PIAS (Plan Integral de Ahorro Sistemático) o incluso existen productos así denominados “Seguros de Rentas Vitalicias”. A grandes rasgos consiste en que las compañías aseguradoras en función del total acumulado, la edad que tengamos en el momento de solicitarla y la esperanza de vida en ese momento te asegura una cantidad mensual para siempre (con independencia de que hayas “agotado” tus ahorros) ¿y qué pasa si falleces antes de agotar los fondos? Pues existe la modalidad de que el “sobrante” lo perciban los herederos, en este caso la renta vitalicia mensual será menor, o el caso que si “sobra” se lo quede la compañía. Si optamos por esta opción la renta vitalicia será mayor.

¿En qué fase del ciclo de vida del cliente estás? ¿Quieres saber qué productos encajan mejor con tu situación financiera actual? Entra en Livetopic, obtén tu Pasaporte Financiero y asegura tu futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: