​¿Por qué mi compañía no me paga el siniestro?

Como hemos comentado en post anteriores, el sector asegurador, con carácter general, no goza de una buena percepción por parte de los consumidores.

Uno de los principales motivos de que exista esta percepción es que, en muchas ocasiones, cuando tenemos alguna incidencia (siniestro) y llamamos a nuestra compañía, nos dice que no nos cubre, lo que genera una gran frustración y la sensación de que los seguros no sirven para nada cuando los necesitamos.

¿Cuál es el motivo? Principalmente podemos decir que dos:

  • Desconocimiento de las garantías incluidas y excluidas en nuestra póliza fijándonos más en el precio entre una compañía y otra en vez de ver si incluyen lo mismo.
  • La redacción de las pólizas de algunas compañías dificulta mucho el entendimiento de qué estamos contratando, algo que pretende evitar la nueva ley de distribución de seguros.

Veamos algunos ejemplos, y las causas más comunes que inducen a error al consumidor:

Seguro de hogar: Uno de los seguros más complejos debido a la cantidad de posibles garantías incluidas y excluidas. Además, en comunidades de propietarios existe “el seguro de la comunidad” lo que genera más confusión para saber dónde acaba uno y empieza el otro.

Un seguro de hogar cubre principalmente dos conceptos:

1. Continente: Son aquellos elementos constructivos y estructurales de un edificio o unavivienda, ya sean paredes, techos, suelos… o instalaciones como la calefacción, el agua, entre otras.

¿Cuál es el valor para asegurar el continente? Sería el coste de construirlo nuevamente. Dependiendo de las calidades de la construcción, podríamos hablar entre 700-1.200€/m2.

¿Lo cubre el seguro de la comunidad? Sí, pero debemos cerciorarnos de que la comunidad tiene la póliza en vigor, dado que sino corremos un riesgo muy elevado.

2. Contenido: Son las pertenencias del propietario, y de los que viven con él, que están dentro del inmueble. Tanto muebles como aparatos electrónicos, objetos de usopersonal, ropa e incluso los comestibles del asegurado. Aquí debemos hacer un cálculo aproximado del valor de estos bienes, haciendo hincapié en el caso de las joyas, las cuales se deberán incluir expresamente y deben ser tasadas.

En función de lo que hayamos asegurado tendremos cubiertos algunos siniestros.

Las garantías normales son:

  • Incendio, explosión y rayos
  • Daños por agua
  • Roturas
  • Responsabilidad civil: hay que tener especial cuidado si tenemos animales y queremos que nuestro seguro cubra los daños ocasionados por estos. Debemos incluirlos expresamente en la póliza. También es importante fijarse en la cantidad incluida en la misma.
  • Robo y expoliación: Dado que lo normal es que no hayamos entregado un inventario de bienes a la compañía, lo ideal es conservar las facturas que acrediten la compra del bien (ordenador, Tablet televisión, etc) susceptible de ser robado para acreditar su pertenencia.
  • Defensa Jurídica

Existen otras garantías que se pueden incluir en las pólizas, se llaman garantías complementarias pero deben incluirse expresamente (algunas compañías ya incluyen parte de ellas por defecto) y que harán que el precio del seguro suba. Algunos ejemplos:

  • Daños estéticos: El ejemplo más claro es cuando tenemos una humedad que obliga a cambiar por ejemplo tres baldosas. La compañía sólo cambiará esas baldosas pudiendo darse el caso que no sean iguales al resto. Si tenemos la garantía de daños estéticos, nos cambiarán el resto para igualarlas estéticamente, siempre hasta el límite de la cantidad asegurada.
  • Reparación de electrodomésticos
  • Asistencia informática
  • Uso fraudulento de tarjetas de crédito
  • Árboles y jardines
  • Obtención de licencias

Seguro de salud: Otro seguro que suele generar insatisfacción a la hora de reclamar un siniestro, principalmente por 4 motivos:

  • El precio: Los seguros de salud no tienen un precio único, sino que varían en función de la edad del asegurado. A medida que nos hacemos mayores el precio del seguro aumentará dado que estadísticamente haremos un mayor uso del seguro.
  • El cuestionario de salud: Todo contrato de seguro se base en la buena fe (contractual) por lo que se supone que lo que decimos en el cuestionario de salud (antes de contratar la póliza), es cierto. Una compañía debe valorar los riesgos de asegurar a una persona en función de su edad y su cuestionario de salud. Si existe una enfermedad que requiera una asistencia sanitaria periódica, la compañía podrá cobrar un recargo o extraprima, no asegurar a la persona o dar cobertura excluyendo esa especialidad determinada. Si se quiebra la buena fe contractual el contrato puede extinguirse.
  • El copago: Muchas veces comparamos precios sin coberturas iguales. El copago es una modalidad que permite pagar menos en tu prima de seguro, a cambio de pagar un “poco” cada vez que asistes a un profesional. Existe compañías que incluyen el copago desde la primera visita, y otras que empiezan a cobrarlo a partir de un número de asistencias.
  • Las carencias: Existen coberturas que no entran en vigor hasta pasado un tiempo desde que se hizo la póliza. El ejemplo más claro es la hospitalización para dar a luz.

Seguro de vida: Como hemos dicho en otras ocasiones, cuando se contrata un seguro de vida se suele cubrir sólo fallecimiento, por lo que no tendríamos derecho a indemnización en caso de incapacidades. Estas son garantías complementarias que evidentemente harán que el precio suba, pero creemos que es el seguro más importante de un particular (junto con el de hogar) por lo que recomendamos tener en cuenta estas garantías complementarias y no escatimar en coberturas.

El seguro de bajas (Incapacidad Laboral Temporal) también es un seguro que genera muchas insatisfacciones, pero debido a la complejidad de este producto lo explicaremos la próxima semana en un post exclusivo para el seguro de bajas.

En definitiva, los seguros cubren una gran función contratados de manera adecuada. Prácticamente todo se puede asegurar, pero en Livetopic creemos que deben ser prioritarios aquellos seguros que si el siniestro ocurre, la pérdida puede ser irreparable. Entra en nuestra web y obtén tu Pasaporte Financiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: